Una tarde plana, pero al menos breve

por | 22 May 2018 | Temporada 2018

MADRID. Decimo quinta del abono de San Isidro. Tres cuartos de plaza: 17.042 espectadores (72,1% del aforo). Cinco Toros de El Ventorrillo (Fidel San Román) con más caras que buenas hechuras, de poco juego; uno (5º) de Valdefresno (Nicolás Fraile), manejable pero sin gas. Curro Díaz (de gris perla y oro), silencio y silencio. Jesús Martínez “Morenito de Aranda” (de corinto y oro), silencio y silencio tras un aviso. David Mora (de malva y oro), vuelta al ruedo y silencio.

Pese al buen trabajo de los operarios, en el ruedo todavía quedaba la huella del tormetón de la noche anterior.

 

Tardes como las de este martes también forman parte del toreo. Tardes prácticamente carentes de emoción, plenas de monotonía, en las que parece que va a ocurrir algo y luego quedan en blanco, quedando al final la imagen –falsa imagen– de que estos toreros son un poco cansos, como dicen los navarros. Pero al menos los espadas tuvieron una virtud que es de agradecer: hasta ahora ha sido la corrida más breve  de la serie.

 

En realidad la quiebra del festejo vino de la mano de los toros que, con matinal jaleo de corrales, lidió Fidel San Román, el antiguo socio de Taurodelta. Al final quedaron 5, pero uno de ellos sobraba, que era el 6º, como reclamaban los aficionados. Al menos los que hoy se han lidiado en Las Ventas, que luego en la camada puede haber de todo,  no recordaban ni de lejos a los que en otras ocasiones vimos a este hierro cuando estaba en manos de Paco Medina. Parecían elegidos por la conformación de sus caras, porque luego en sus hechuras eran más variados. Su juego, ni los dos cuatreños, ni los cuatro cinqueños,  no convencieron a nadie.

 

El que abría la tarde iba un tanto a la defensiva, suelto y sin fijeza. Parecía que el 2º, que no hizo mal los primeros tercios, podía romper en la muleta, pero fue que no. El 3º en el momento decisivo sacó más genio que bravura. El 4º murió como salió: suelto, sin fijeza y sin humillación. Y el que cerró la tarde, el peor presentado del conjunto, reponía siempre y no era posible torearlo por abajo por que carecía del empuje preciso. Como 5º salió el de Valdefresno, que ofreció un prime tercio esperanzador, que luego no confirmó ante la muleta.

 

Salo esos detalles sueltos tan toreros que deja siempre Curro Díaz, en ninguno de sus dos turnos alcanzó a redondear su actuación. Más entendible con su primero, que era una maquina de tirar gañafones, que con el 4º, que cuando el torero le apretó tenía –aún a regañadientes– una docena de muletazos de los que pueden hacer vibrar. Lo mejor la gran estocada que le recetó entrando por derecho.

 

Madrid sigue teniendo fe en “Morenito de Aranda”. Y el burgalés corresponde. Y desde esa convicción, con su primero regaló al respetable un ramillete de lances y una media superiores. Pasándolo por bajo con la muleta, con temple y largura, hizo abrir esperanzas. Un cierto espejismo: el del Ventorrillo pronto dejó de responder, aunque tan sólo fuera por la inercia del viaje. Con el 5º volvió a centrar la atención con el manejo del capote, pero su enemigo iba siempre a su aire, con tan poco empuje como ganas de humillar.

 

En las manos de David Mora cayó el de mejor juego, que fue el 3º, que ofrecía un buen pitón derecho. Alcanzaron un cierto vuelo sus dos primeras series, pero que habrían tenido más eco con un poquito más de reunión.  Pero el toro comienza a ir a peor y el resto de la faena bajó de nivel, aunque el toledano se manejara con soltura. La estocada, de buena ejecución, resultó rinconera, aunque de efectos inmediatos. Poca historia pudo escribir con el de su segundo turno.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *