Una tarde más de ¡Ay! que de ¡Olé!

por | 13 Abr 2012 | Temporada 2012

SEVILLA, 13 de abril de 2012. Primera de feria. Media entrada, en tarde agradable. Novillos de Fuente Ymbro, de presencia medida y juego muy desigual; destacó la calidad del 5º y tuvieron algunas opciones 2º y 6º. Javier Jiménez (de grana y oro), dos avisos con silencio y ovación. Fernando Adrián (de verde esperanza y oro), un aviso con silencio y una oreja con dos vueltas al ruedo. Gonzalo Caballero (de marino y oro), que debutaba con picadores, una oreja y silencio.

En una Maestranza verdaderamente esplendorosa, se inicio el ciclo abrileño del abono con una novillada de historia escasa, más pendientes del ¡Ay! que del ¡Olé!. En buena medida todo ello fue fruto de la novillada de Fuente Ymbro, que no fue como para tirar cohetes, excepción del lidiado en quinto lugar.  Con una presentación que, por ejemplo en Madrid, habría decepcionado, la novillada no regaló nada porque tampoco atesoraba mayor clase y tuvo se garbanzo negro en el cuarto.

A buen seguro en los corrillos taurinos habrá polémica por este cuarto novillo, manifiestamente malo y con peligro. Entre los presentados por el criador, fue uno de los seis aprobados por la autoridad, aunque los toreros preferían que se lidiara el sobrero en lugar del que luego fue cuarto. También el ganadero se apuntó a esa tesis con reiteración. Como comentaba un espectador a la salida, “Pero si tanto empeño tenía en que no se lidiara, ¿por qué lo trajo a los corrales? Que lo hubiera dejado en la finca y ya no había problema”. Y tenía toda la razón: en vez de endosarle el marrón a la autoridad, todo se habría solucionado no trayéndolo a Sevilla. Pero, en fin, lo trajo y se lidió, a costa de que su matador pasara un mal rato.

Javier Jiménez tuvo el santo de espalda en el sorteo. Si en segundo lugar le tocó el citado regalito negro, el que abrió plaza tampoco facilitó las cosas. Se le vio muy decidido, incluso con demasiada insistencia ante lo que no podía ser. Incluso consiguió enjaretarle a su primero una serie con la mano derecha que tuvo mérito. Pero ahí quedo todo. Bueno, ahí en un valor probado. El de Espartinas no anduvo bien con la espada en su primero y se mostró más seguro con los aceros en el otro.

Fernando Adrián tiene buen ambiente en Sevilla. Tanto que si se descuida le corta las dos orejas al quinto. Mucho mejor debió estar con su primero, que sin ser de una boyantía clara, si permitía el toreo, cuando se pisaba el terreno adecuado y las telas se presentaban como es debido. Sin embargo, todo quedó diluido en un trasteo intermitente y un punto mecánico. Ya con el capote se centró más y mejor con el quinto, como luego haría con la muleta. Su faena tuvo fases muy estimables, sobre todo con la mano derecha; pero bajó demasiado  el diapasón con la zurda, en varias series ninguna de las cuales salió limpia. Como anda suelto con los novillos y se le ve sin agobios  y con seguridad, después de un espadazo le llegó el triunfo.

Sus mentores habían elegido la novillada de feria de Sevilla para el debut con picadores del madrileño Gonzalo Caballero, uno de los becerristas que más dieron que hablar en la pasada temporada. Entonces se le pudo ver una buena concepción del toreo. Hoy, en cambio, el compromiso le vino demasiado grande; mejor hubiera sido esperar un poco a que se rodara antes de ponerle en el brete de debutar en una plaza de primera y en su feria. Eso sí, tiene un valor espartano, pero ese sólo ingrediente no es suficiente, aunque sea condición necesaria en el toreo. De hecho, toda la tarde estuvo a merced de sus novillos, a cuya cara volvía con enorme decisión después de cada uno de los numerosos revolcones que sufrió. En esta ocasión, el palco estuvo generoso –¿ese va a ser el nivel que mantendrá durante toda la feria?— concediéndole una oreja en su primero. Hay que alegrarse por el muchacho, que recibe con el trofeo una inyección de moral; pero convendría que no se confundiera: sólo la quietud, hasta rayar en la cabezonería, no sirve en este oficio, porque a base de fuerza siempre gana el toro.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *