Una grata sorpresa llamada Diego Carretero

por | 13 Mar 2017 | Temporada 2017

VALENCIA. Tercera de la feria de Fallas. Menos de un quinto de plaza, en tarde muy desapacible y ventosa. Novillos de El Parralejo, desiguales de presentación –más hechos los tres últimos–, manejables con muchos matices. Leo Valadez (de azul eléctrico y oro), ovación tras un aviso y silencio. Diego Carretero (de grana y oro), vuelta al ruedo y una oreja. Jorge Rico (de blanco y plata), silencio tras dos avisos y silencio tras un aviso.

Tarde sin ambiente alguno, entre lloviznas, temperatura desagradable  y golpes fuertes de viento. Ruedo muy remendado, aunque con zonas empantanadas por las lluvias previas. Y los tendidos prácticamente desiertos. ¿Resultaba indispensable dar un festejo en semejantes condiciones? Los taurinos decidieron que sí.

Oficio y voluntad de Leo Valadez (SCP)

Al mexicano Leo Valadez le correspondieron el chico y el grande, uno más bonancible y el  otro con su poquito de peplas. Anda sobrado de oficio, aunque con un punto de toreo mecánico y un ajuste muy mejorable en las suertes. En Valencia se le ha vuelto a ver sobrado, pero su toreo dice lo justo; se echa en falta su ración de alma.

Es un alma que si dejó entrever el manchego Diego Carretero. Torero sobrio, sin alharacas, pero haciendo las suertes en la búsqueda de la pureza. Hizo eso tan difícil que es sorprender. Correcta colocación, mano baja, trazo siempre hacia los adentros y muñeca con buen temple. A los valientes que se congregaron en los tendidos, llegó pronto la faena de muleta a su primero, muy hilvanada y compacta, culminada con unos excelentes por alto a dos manos. Si la espada no se le va a los sótanos habría cortado una oreja. Con el 5º, algo más brusco, confirmó tan grata impresión. Como a éste lo mató por arriba, a sus manos fue la única oreja de la tarde.

Mucho más novel, el alicantino Jorge Rico tiene todavía mucho camino por recorrer. Y como todo torero sin rodar, torea con profundas desigualdades: de pronto siente –y hace sentir–  lo que está haciendo, para luego parecer vulgar. El uso de la espada se le hace muy cuesta arriba por ahora. Quizá ha venido a una plaza de 1ª demasiado pronto, pero no hay por qué darlo por amortizado; lo que precisa es placearse, porque tiene un algo.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *