Tampoco con Fuente Ymbro pudo ser

por | 25 May 2012 | Temporada 2012

MADRID, 25 de mayo de 2012. Décimo quinta de feria. Algo menos de tres cuartos de plaza; tarde con rachas de viento, molesto para la lidia. Cuatro novillos de Fuente Ymbro, desiguales de presencia y  y juego, y dos del Navarrosal (5º y 6º), más cuajados y con calidad; en el tercio de banderillas, el 4º se lesionó una mano, siendo sustituido por un sobrero de Juan A. Ruiz, con problemas. Sergio Flores (de violeta y oro), ovación y silencio tras aviso. Javier Jiménez (de grana y oro), ovación tras aviso y silencio tras aviso. Fernando Adrián (de azul celeste y oro), palmas y silencio.

Trasladada estratégicamente desde el lunes habitual a este viernes coincidente con la final de la Copa, sin embargo la entrada no se resintió: se cubrió un aforo similar a la anterior novillada. Y por no cambiar, tampoco en este festejo resolvieron sus respetivas papeletas la terna anunciada. Por falta de material no fue, desde luego, porque al menos hubo dos, e incluso tres, que permitían el triunfo.

Si salvamos los dos remiendos que ocuparon el lugar de los fuenteymbros rechazados por falta de trapío, podríamos acudir por razón de brevedad  al recurso tan usual en la jerga judicial del “dense por reproducido los hechos que constan en autos”. O sea: que bajo el punto ganadero ninguna mejoría significativa con respecto a días anteriores trajo Ricardo Gallardo, que no aportó nada especialmente relevante, ni siquiera en presentación. Los dos primeros se dejaban andar, sin entusiasmo y sólo por un pitón, y el tercero resultó problemático desde que pisó el ruedo. En esa misma línea se movía el sobrero de Espartaco, que hizo 4º. Con cuajo y con buen son, en cambio, los dos de Navalrrosal que entraron por la mañana en el cartel; el 6º podía ser de escándalo, si Fernando Adrián no hubiera dejado que lo masacraran en el caballo, pero también el 5º  ofrecía las orejas, aunque que se apagara antes.

Con la terna de esta tarde ya hemos coincidido muchas veces, incluso en la propia plaza madrileña. Por tanto, el factor de la novedad y esa posibilidad de la sorpresa, desaparece por completo. Es un fenómeno que pagan los propios toreros. Por ejemplo, esta tarde Sergio Flores no estuvo menos firme que la de su debut en la pasada temporada; sin embargo, el año se salió de la plaza hablando de la sorpresa del mexicano y este año hemos salido deseándole buen fin de semana a nuestro vecino. Y los toreros saben que esto  ocurre, pero como está la cosa de los contratos, tienen que asumir el riesgo de quemar las naves.

Y en efecto, Sergio Flores estuvo muy entregado toda la tarde. En ocasiones, atropelladamente entregado. Aprovechó las embestidas que tenía por el pitón primero su primero, encastadito como era; pero luego la faena se vino abajo con la derecha al unísono con el de Fuente Ymbro. Expuso una barbaridad con el sobrero de Espartaco, que le cogió de mala manera, pero el lucimiento resultado muy difícil.

Lo de Javier Jiménez es más grave.  Cuajó con gusto y con largura a su segundo, un noble novillo de Navalrrosal, que no tenía otra pega que todo había que hacérselo en las 25 primeras embestidas. Cuando tenía a mano el triunfo, perdió la fe con la espada, que utilizó por tres veces, siempre sin convicción. También se había mostrado valiente, pese al volteretón, con su primero, al que cuajó series con la mano derecha muy estimables. Tampoco aquí funcionó la espada.

El incómodo tercero de la tarde, del hierro titular, no le dio respiro a Fernando Adrián con el capote y en el primer muletazo se lo llevó por delante de forma espectacular, sin más daño que los destrozos en el vestido. Pese a todo, consiguió tener la cabeza fría para dar al complicado novillo su lidia y matarlo con habilidad. Si al sexto no le cortó las orejas, la culpa fue suya o de su cuadrilla: el mejor novillo que salió por los chiqueros se le pegó una barbaridad –innecesaria, además– en el caballo y ya llegó a la muleta con las tres cartas entregadas. El buen estilo del madrileño tan sólo se pudo reflejar en destellos aislados.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *