Seis de cada diez festejos fueron para el TOP-25: sólo 3 de los nuevos tuvieron impacto

por | 24 Oct 2016 | Informes

En la temporada 2016, que venía marcada por los nuevos toreros, si nos atenemos a la estadística resulta menos renovadora. En la realidad, tan sólo dos de los jóvenes  –López Simón y Roca Rey– han entrado el grupo de los 10 elegidos, a los que suma José Garrido si nos referimos a los 25 primeros puestos del escalafón.

Desde la temporada de 2012 –cuando accedió a la alternativa el actual líder del escalafón –, más 80 novilleros alcanzaron el doctorado. Sin embargo, de todos ellos tan sólo 16 lograron superar en la pasada temporada las 5 actuaciones y 8 llegaron a 10 o más corridas de toros y nada más que 3 han pasado el rubicón de los 20 paseíllos. En consecuencia, la temporada de los emergentes dista bastante de haber sido una realidad, al menos a efectos estadísticos, sino que siguen vivas las grandes dificultades con las que se encuentra un torero al llegar al escalafón superior.

Tampoco se ha modificado de manera sustantiva la composición del TOP 10, en el que cuatro toreros se mantienen  establemente durante las últimas 5 temporadas. Se trata de Juan José Padilla, El Fandi, El Juli y Sebastián Castella. En cuatro temporadas estuvieron en este grupo Miguel A. Perera y Alejandro Talavante; en 3 lo hicieron Enrique Ponce e Iván Fandiño. En un sentido más cualitativo, el TOP 10 ha reducido su presencia en las plazas de 1ª, en tanto se incrementan en las de 2ª y se mantiene ligeramente estable en las de 3ª.

Por otro lado, al grupo de los 25 primeros –que en 2016 son 27, por el triple empate que se produce a 19 corridas– se han incorporado en 2016 Jiménez Fortes, Curro Díaz, “Rafaelillo” y Diego Urdiales. En sentido contrario, lo han abandonado con respecto a 2015 Manuel Escribano –por la grave cornada de Alicante–, Miguel Abellán, Daniel Luque, Eugenio de Mora y Javier Castaño

Resulta significativo que a lo largo de cinco temporadas no se produzcan una modificación sustancial en el número de corridas toreadas por los 25 primeros del escalafón. Hay que remontarse hasta 2010 y 2011 para encontrar diferencias apreciables. En esta ocasión no resulta significativo que el antiguo G-5 sí haya reducido su número de l carteles: en la última temporada retrocedieron en un total de 28 festejos, pero de ellos la mitad se corresponde con la nueva estrategia de Morante de reducir su número de actuaciones.

Por lo demás, se mantiene al igual que en temporadas anteriores el reducido número de actuaciones de los toreros del tercer nivel. Y así los matadores de toros que han actuado en 4 o menos ocasiones sumaron el 12,6% de los festejos celebrados, cuando representan más del 51% del censo en activo. En sentido contrario, los diestros que actuaron por encima de las 20 tardes contabilizaron el 59,7% de los festejos.

Más que anecdótico parece la comparación de la actual realidad estadística con respecto a la que se producía hace 50 años, cuando los 10 primeros de escalafón superan en más de 200 festejos a los actuales. La comparación con 1966 resulta interesante porque también en aquel año se produjo la aparición de nuevos valores, como “Tinín”, José Fuentes, “El Pireo” , Paco Pallarés, “Zurito” o Palomo Linares.

En los siguientes gráficos se trata de resumir lo que ha sido la temporada de 2016 para los matadores toros.



Fuente: elaboración propia sobre datos de la base documental de “Aplausos” y Tauroweb

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *