Se rompió un tabú: Manuel Benítez «El Cordobés», Medalla de Oro de las Bellas Artes 2014

por | 6 Feb 2015 | Temporada 2015

El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deportes, ha concedido la Medalla de Oro de las Bellas Artes, en su edición correspondiente a 2014, al torero Manuel Benítez “El Cordobés”, al que la referencia oficial define, entre otros aspectos, como “icono de la década de 1960” y “uno de los más afamados representantes de la tauromaquia internacional”.

Se rompe así un cierto tabú que en años anteriores frenaba cualquier iniciativa, precisamente por entender que Benítez se separaba de las formas ortodoxas. Y es evidente que lo hacía. Pero no menos evidente resulta que ha sido de los pocos toreros que han tenido verdadera resonancia mundial, algo que incluso hoy, tantos años después de su retirada, sigue ocurriendo.

Bien es verdad que estas Medallas de Oro se comenzaron a conceder cuando “El Cordobés” ya estaba retirado. En la etapa inicial se distinguió a toreros con resonancias históricas, con la inexplicable omisión de Antonio Bienvenida, un error que años más tarde se trató de subsanar premiando a la Dinastía Bienvenida en la persona de Ángel Luis. Con todo, no era lo mismo, porque aunque hubiera sido a título póstumo –que Antonio murió casi 20 años antes que empezaran estos premios– un elenco de los grandes toreros del siglo XX sin su nombre siempre será un elenco incompleto,  elaborado de forma muy poco rigurosa y en cualquier caso poco representativ del toreo como una de las Bellas Artes. 

Pero carecía de sentido excluir siempre a “El Cordobés”, por más que estuviera en la heterodoxia, que a la postre es un criterio bastante subjetivo. Es como si los amantes de la pintura clásica pretendieran que nunca se hubieran construido los Museos de Arte Moderno. Con el agravante de que en la práctica el rasero de medir ha sido muy discutible en no pocas ocasiones.

Para no pasar a la historia repitiendo el ejemplo de excesivas banderías, el ministerio acierta ahora al premiar a “El Cordobés”, que en su tiempo gustaría más  a unos que a otros, pero que esa no es razón suficiente para convertirse en óbice insalvable para reconocerle los muchos méritos que tuvo. De hecho, con medalla y sin ella, su nombre figura en el cuadro de honor de los toreros históricos de todos los tiempos.

Algunos cantan su quietud y los terrenos que pisaba. Pero en realidad tuvo mucho más que todo eso. Figuró al frente de la torería cuando en el escalafón estaban todos los grandes toreros de los últimos 40 años del pasado siglo. Y eso no se consigue por casualidad. Méritos reunió sin duda. No es por casualidad que abriera en sus primeros años la Puerta del Príncipe de Sevilla y que varias veces saliera por la Puerta Grande de Madrid.

Con una personalidad arrolladora, dentro y fuera de los ruedos, ha sido el último torero que realmente revolucionó todo el mundo taurino. Creció de forma espectacular el número de festejos que se organizaban –tanto cuando era novillero, como luego de matador de toros—, se multiplicó el número de espectadores que congregó la Fiesta y se constituyó en solitario en soporte de muchos abonos.

Ahora, cuando hace unos meses que se cumplieron los 50 años de su confirmación de alternativa le llega el reconocimiento mayor que en España se da a un creador artístico. Tarde, pero justo.

La relación de premiados

Las Medallas de Oro de las Bellas Artes, que concede el Gobierno a propuesta del ministerio de Educación, Cultura y Deporte, distinguen a personas y entidades que hayan destacado "de modo eminente" en la creación artística, "prestando servicios señalados o fomentando notoriamente la enseñanza, el desarrollo y difusión del arte o la conservación del patrimonio artístico nacional".

Hasta 1995, estas Medallas al Mérito en las Bellas Artes se concedían en sus modalidades de oro y plata, pero éstas segundas se suprimieron  en 1995 y a partir de 1996 únicamente se conceden las de Oro. Fue a raíz de este cambio realizado en el año de 1996 cuando por primera vez se concedió esta condecoración a un representante del toreo, siendo Antonio Ordoñez el primer premiado.
El elenco de profesionales de la tauromaquia que han recibido este gaardón es elsiguiente:
1996: Antonio Ordoñez
1997: Santiago Martin, “El Viti”
1997: Curro Romero
1998: Miguel Báez Espuny, “Litri”
1998: Pepe Luís Vázquez
1999: Álvaro Domecq y Díez
2000: Antonio Chenel, “Antoñete”
2001: Rafael de Paula
2002: Manolo  Vázquez
2003: Ángel Luis Bienvenida
2003: Juan A. Ruiz, “Espartaco”
2004: Paco Camino
2005: José María Manzanares
2006: Enrique Ponce
2006: Manuel Molés
2007: José Tomas
2008: Francisco Rivera Ordoñez
2009: Luis Francisco Esplá
2010: José Miguel Arroyo “Joselito”
2010: Pepín Martín Vázquez, a título  póstumo.
2012: Ángel Peralta
2013: Victorino Martín Andrés
2014: Manuel Benítez “El Cordobés”

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *