Salto gigante de Álvaro Lorenzo

por | 1 Abr 2018 | Temporada 2018

MADRID. Corrida del Domingo de Resurrección. Media entrada: 9.919 entradas generadas. Toros de El Torero, bien presentados, encastados , el 6º premiado con la vuelta al ruedo. David Mora (de verde manzana y oro), palmas tras aviso y vuelta al ruedo. Daniel Luque (de azul noche y oro), silencio y silencio. Álvaro Lorenzo (de azul cobalto y oro), una oreja y dos orejas; salió a hombros por la puerta grande.

Al que más ganas había de ver, y el menos visto, fue del que vimos con mucha diferencia lo mejor de la tarde. Con el capote y la muleta, culminado con una vibrante faena al sexto, lidiado perfectamente por Sergio Aguilar. Después de los estatuarios, bien rematados, la faena llegó a los tendidos con fuerza en una primera tanda de derechazos dando distancia al toro, por abajo, con algunos muy buenos. Alternando ambos pitones, resolvió un pequeño bajón con una tanda tremenda al natural. Remató sin la ayuda, luquecinas con la rodilla flexionada de mucho temple. La estocada entera precedió al premio gordo: dos orejas. De más de una era, desde luego. La vuelta al ruedo, excesiva, quedó como reconocimiento a una buena corrida de

Ya había destacado en el tercero, con dos buenas verónicas y una faena irregular, con pasajes de calidad, enganchones y unas manoletinas ajustadas que levantaron al público. Otra estocada entera certificó la primera oreja.

David Mora hizo lo mejor de lo suyo en el cuarto, un manso de libro que entre huida y huida metía la cara con transmisión. Y con la virtud de encelarle en algunas tandas lo toreó a izquierda y derecha, doblado en los primeros pases, vertical y queriendo ponerle gusto en el tercer y cuarto muletazo, sobre todo en paralelo a las tablas. Hubo petición no mayoritaria después de una estocada entera, entre recibiendo y al encuentro, y dio una vuelta al ruedo con las típicas protestas.

Había venido David Mora dispuesto, directamente a torear, sin probaturas con el capote y la muleta en su primero. Y en una primera tanda más vertical, corta, pareció que sí, pero fue ni fu ni fa. Faltó temple, que lo pedía el toro a voces, con tanta calidad como poca fuerza. Lo salvó Carretero en la salida del caballo. Se desmonteró Ángel Otero.

Luque estuvo toda la tarde en Luque. Muchos pases, muchísimos, pocos limpios y ninguno recordable. Como si aún tuviera firmadas 60 corridas antes de empezar la temporada.

Lorenzo se llevó la tarde con una actuación rotunda y El Torero mandó una corrida de nota.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *