Romance de Manolete

por | 4 Oct 2012 | Literatura taurina

Especialista reconocido en una de las ramas más sensibles para los toreros como es la traumatología,       y apasionado por el mundo taurino por su dinastía familiar , el doctor Juan de la Cerda y de la Serna es un ejemplo más de  lo que es ya una tradición entre los profesionales de la Medicina: una especial sensibilidad para las Letras. 

Con estos antecedentes, lógico era que desde muy pequeño acudiera con su padre a las Ventas. ”Y si por algún motivo no podía entrar, me quedaba fuera solamente para escuchar los olés procedentes de la plaza y acercarme con ansiedad a la puerta del desolladero para enterarme del desarrollo de la corrida”, matiza. Por también por su entronque familiar, nada de extraño tiene que probara fortuna toreando en el campo y viviera en primera persona el devenir taurino de sus parientes más próximos.

Convertido ya en un experto taumatólogo,  ha sido cirujano de toreros, tan sensibles como son a las lesiones traumatológicas, que los dejan parados por más tiempo que la propia cornada.  

De unas y otras actividades surge su obra poética, de la que se han seleccionado aquí un afortunado ejemplo.  

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *