Podemos y los toros: «De entrada, no»

por | 23 Abr 2015 | Firma invitada

Interior. Sala de conciertos. Noche. Es 2014. Habla un miembro de La Résistance taurina de Podemos.

"Tienes que ayudarnos a conseguir que Podemos cambie de postura y no pida la prohibición de la tauromaquia".

Estaba germinando en esos días el trayecto -aún inconcluso- de cierto sector de Podemos hacia postulados más sensatos en el ámbito taurino, tras un programa electoral europeo apresurado y a ratos maximalista, en el que el partido que capitanea Pablo Iglesias reclamaba el abolicionismo a capón, con ligereza. Como quien pide la prohibición del paloselfie.

Ansiar la liquidación de los toros en Europa es (casi) perseguir un imposible, porque el corpus legal francés está en puntas y en Portugal el abolicionismo se quedó sin argumentos cuando forçó las corridas Disney. Y ya en Andalucía, Madrid, la Comunidad Valenciana, las dos castillas… para qué gastar huella dactilar.

"Somos muchos los que, desde dentro de Podemos, no estamos de acuerdo. ¿Qué sandez es ésa? ¿Desde cuándo la tauromaquia no es también de izquierdas? ¿Desde cuándo la pintura o la música tienen, per se, ideología?", me dijo.

Desde entonces, ese trabajo soterrado, cierto tactismo político y la puritita realidad, nomás han ido reblandeciendo la coraza antitaurina de Podemos. Ésa es una interpretación. Otra, más prosaica, es que nadie había caído en la cuenta de que nunca se le había preguntado por ello a ningún candidato. Al final, suponemos que por azar, le preguntaron a Teresa Rodríguez (Podemos Andalucía). Y dijo que no prohibiría, sino que si hubiera un clamor popular, se votaría. Lo dijo porque sabe que no lo hay. Y a otro asunto. Next.

"Yo me he criado en un ambiente contracultural vasco, totalmente de izquierdas y totalmente compatible, también, con los toros. ¡Con no subvencionarlos bastaría!", me dijo.

Ahora el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, José Manuel López Rodrigo, ha asegurado, de frente y por derecho: "Nosotros estamos ahora mismo muy preocupados con el tema de la eficiencia económica, el que haya toros, siempre y cuando no suponga ningún coste para el resto de la ciudadanía, no parece un problema".

Vaya por dios. Lo mismito que Izquierda Unida en su programa para las generales de 2011, que -oh, sorpresa- no despertó críticas entre los profesionales del espumarajo antipodémico. Esos que querían llevarse en el pitón hasta a Tania Sánchez se van con media estocada lagartijera en el hoyo dialéctico de las agujas, o sea. Podemos ejerce su derecho a descocarse en un giro total de timón, como Felipe con la OTAN ("de entrada, no"). Menuda faena para los muchos taurinos que andaban encantados de que los de morado quisieran abolir la tauromaquia.

López Rodrigo ha dejado clara cuál será su postura si accede al Gobierno madrileño tras las próximas elecciones autonómicas del 24-M: "Lo que no vamos a hacer, con los problemas que tenemos, es invertir en un elemento que seguramente con el número de aficionados que hay en Madrid irá ubicándose en su lugar".

Y en su lugar está. Por ejemplo, en la plaza capitalina de Las Ventas, con capacidad para 23.798 espectadores, que se llena más del 90% ¡de media! durante 31 tardes consecutivas. La feria de San Isidro tiene un impacto para la economía local de casi 50 millones de euros y reporta 7 millones de euros en concepto de IVA a las arcas autonómicas y estatales. La empresa que gestiona el coso, Taurodelta, paga a la Comunidad de Madrid 2,3 millones de euros al año para que ésta invierta 2,2 en el resto de municipios de la región.

"Tienes que enviarme esos datos que me cuentas y pasarme los estudios. Hay argumentos que caen por su propio peso, con esas cifras", me dijo.

"Que haya toros, siempre y cuando no suponga ningún coste para el resto de la ciudadanía", propone ahora Podemos. Pues bien, el saldo, sólo en el mes de San Isidro, sale a favor de las arcas de la región en 3 millones. Y a favor de la Administración Central en 3,5. Fin del debate. Clarines y telón.

PD: ¿Qué le contesté? Le dije que sí y que no. Que sí ayudaría y que no a su opinión sobre las subvenciones, porque las subvenciones son como Pepe el Romano en La Casa de Bernarda Alba: el detonante de la polémica y el centro del debate, pero no aparecen por ningún lado. Hay que aprovechar el momento, le dije. ("La ilusión de la vida, mi arma, es un momento que si no se aprovecha, mi arma, son sufrimientos". Te lo dice Camarón).

► Los escritos de Juanma Lamet se publican en su blogs “Tauroeconomía” y pueden consultar en nuestro espacio de “10 opiniones 10” y en la dirección electrónica:

http://www.expansion.com/blogs/tauroeconomia/

 

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *