Merecido triunfo de «Toñete», en medio del diluvio

por | 21 May 2018 | Temporada 2018

MADRID. Décimo cuarta del abono de San Isidro. Dos tercios de entrada: 15.763 espectadores (66,7% del aforo). Tarde con nubes, que a la salida del 6º se tradujo en un tremendo chaparrón. Novillos de Conde de Mayalde, correctos de presentación, sueltos y mansos  en el caballo, de poco juego; el más manejable, el  6º. Pablo Atienza (de grana y oro), silencio tras aviso y silencio tras dos avisos. Alfonso Cadaval (de corinto y oro), ovación y silencio. Antonio Catalán “Toñete” (de azul pavo y oro), ovación y una oreja. 

 

Como cuando Noé dijo aquello de “¡Agua va!”. Más o menos así diluvió durante toda la lidia del último de la tarde, pero lluvia de goterones gordos y granizo, en medio de una tormenta de rayos y truenos. En muy pocos minutos, el ruedo era como un lago. El personal corriendo hacia la salida, o subiéndose a las localidades cubiertas. En medio de la desbandada, con un paragüitas de nada, Enrique Ponce con su suegro impávidos hasta el final en una barrera. Oiga, un señor. Menudo trabajo le queda a los cuidadores del ruedo, para que mañana a las 7 comience con normalidad la nueva del abono.

 

Pero en tardes así la historia registra triunfos relevantes, a cargo de toreros que además de capear el temporal se entretuvieron en bajar la mano y templar las embestidas de sus enemigos. En esa relación ingresó en esta tarde-noche de mayo Antonio Catalán “Toñete”, que muy merecidamente le cortó una oreja al 6º. Sin diluvio tambén se le habría cortado, porque anda muy centrado y a mejor.

 

Pablo Atienza

Las reses del Conde Mayalde no fueron como para perder la cabeza, salvo para destacar que  era lo que debe entenderse como  una novillada. Aunque a varios le tocaran las palmas en el arrastre y ofrecieron condiciones muy maniejables para los toreros, luego  la mayoría iban siempre sueltos en busca de terrenos libres, mansos ante los caballos y con ese poco celo que impide llegar a los tendidos. No sólo por el clima casi heroico que se creó por el diluvio, el 6º apuntó mejores condiciones, humillando más y hasta yendo más largo tras los engaños. “Toñete” lo supo aprovechar. 

 

El novillero navarro ya había dejado detalles de interés cuanto intentaba pasar de muleta con buen sentido a su primero. Tuvo un torero comienzo de faena, que luego confirmó sobre todo sobre la mano derecha, en dos series de muy buen tono. Pero fue con el novillo del diluvio cuando ofreció una mejor dimensión. Toreo ligado y suave, buscando siempre que la flámula marcara un ritmo lento. Cuando todo eso se hace sin que el torero tuviera en cuenta las circunstancias ambientales, todo gana en emoción. Y a mayores, lo tumbó de una buena estocada arriba. El Presidente del lío con Fortes no tuvo esta vez dudas a la hora de sacar su pañuelo blanco.

 

Sin suerte en ocasión, además sin acierto con las espadas, para los aficionados Pablo Atienza volvió a confirmar que tiene un buen concepto del toreo. Buscando siempre lo auténtico, tratando de llevarlos por abajo y templadamente. Con el cuarto dejó dos series sobre la mano derecha de verdadera importancia. Pero entre lo soso de sus toros y una cierta falta de orden, al final su actuación no llegó a calar.

 

Alfonso Cadaval

Sigue avanzando en el oficio Alfonso Cadaval, en una tarde en la no jugaron a su favor los nervios y la tensión por triunfar en su presentación en Madrid. Pero cuando se relajó, el toreo nacía fluido y hasta con cierta cadencia y convicción, especialmente con su primer enemigo. El 5º, en cambio, con sus medias arrancadas no dio ninguna facilidad, salvo para dejar clara la voluntad del sevillano.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *