Los toros de Cuadri apuntaron, pero no dispararon

por | 15 Oct 2011 | Temporada 2011

ZARAGOZA. Undécima del abono. Algo mas de media plaza.. Toros de Cuadri Vives, todos con trapío aunque desiguales de romana, con el denominador común de venirse abajo en la muleta; destacó por su calidad el 4º y en menor medida el 2º. Javier Castaño (de blanco y oro), silencio y ovación. Luis Antonio Gaspar “Paulita” (de fucsia y oro), ovación y ovación tras aviso. Iván García (de grosella y oro), silencio y silencio.

Una aceptable corrida de Cuadri, con dos toros manejables y otros dos de mayor calidad, ha servido de punto final a la larga serie de las diez corridas de toros de esta feria zaragozana, que el domingo cierran los rejoneadores.   A caballo entre sus buenas condiciones y a lo que lo lució Javier Castaño, destacó sobre todo el cuarto; pero también el segundo tiene su punto de calidad. Primero y tercero, encastaditos, no se entregaban en los engaños. Y quinto y sexto fueron sencillamente deslucidos. Por eso, bien puede decirse que el lote de Cuadri ha apuntado más cosas de las que luego disparó.

Mérito tuvo toda la actuación de Javier Castaño con el cuarto de la tarde. Como ya había intentado con su  primero, se empeñó en lucir al cuadri desde el primer capotazo: lo trató con mimo, lo puso con acierto ante el caballo, al que fue por tres veces, y trató siempre conjuntar una faena de muleta reunida y templada, sin abusar de la profundidad porque en ese caso su enemigo se le venía abajo. Fue una pena que con la espada estuviera tan desacertado, porque ahí se esfumó el triunfo. Con su primero, que tenia un punto de raza, trató de hacer las cosas bien, pero las escasas fuerzas del toro hacía que siempre acabara con la cara por arriba, desluciendo el muletazo.

El aragonés “Paulita” tuvo sus momentos más brillantes con el capote en ambos toros. Trató de fajarse con su primero, con algunos momentos de mérito y siempre tratando de hacer las cosas bien. La espada lo estropeó todo. El quinto era deslucido de por sí; un desastroso tercio de banderillas terminó por dejarlo imposible. A partir de ahí,  por más voluntad que desplegaba “Paulita” el lucimiento no podía llegar.

El tercero de la tarde tenía su punto de calidad en la embestida, sin embargo su endeblez no permitió lucirlo. En cuanto Iván García trataba de llevarlo por abajo, el esfuerzo no lo soportaba su enemigo. El que cerró plaza fue uno de los mas descastados del conjunto de Cuadri. Durante toda la tarde, el torero madrileño manejó con torería el capote, en lo que a la postre fueron sus momentos más lucidos.

 

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.