Lo que escribe Zabala de la Serna: «Matilla, el pacificador»

por | 31 Oct 2010 | Temporada 2010

"No se hallaban en el guión del encuentro entre empresarios y toreros tantas sonrisas. Las partes se iban a encontrar, en el sentido más de choque de la palabra. Un encontronazo. La patronal, tan inmovilista eternamente, más que por la cosa de Cultura, que también, andaba moscatel con el documento interno firmado por las figuras, por los componentes del G-10, en el que planteaban una serie de reivindicaciones que variaban desde la negociación directa de los derechos de imagen con las televisiones (o con la televisión, así en singular, porque no hay otra más que el Plus) hasta la revisión de pliegos de condiciones de plazas públicas que pudieran ser lesivos, finalmente, para sus intereses.
 
Antonio Matilla ha sido el hombre visagra en todo este embrollo, el equlibrista, el violinista en el tejado a sabiendas que, en cualquier momento, de uno u otro lado de la casa lo podían apedrear. Toño mantiene buen feeling con los matadores desde hace tiempo, y eso mismo le recriminaban como chanza o guasa, como si jugara a dos barajas, los compañeros empresarios en la comida previa a la entrevista con los toreros. Lo de los "compañeros empresarios" es tan absurdo como hablar de los "compañeros periodistas": en cuanto te das las vuelta se están despellejando y mordiéndose los talones (bancarios o no) en la primera licitación que se presente.
 
Matilla toreó a media altura, a su altura y velocidad en todos los frentes. A los empresarios reacios al "traspaso a Cultura" (creeré el día que yo vea con estos ojitos que el Gobierno, con la que está cayendo en sus arcas vacías, o sea la miseria, cede a tratar los toros con la misma fiscalidad que los espectáculos artístico culturales) y ariscos con los pactos del G-10 los templó y a las figuras también les dio su aire para convencerles de que el momento no está como para enzarzarse en una guerra reivindicativa. Así posaron todos en la mesa del Wellington con la idea de refundar la Mesa del Toro como interlocutor/integrador válido ante Cultura o quién venga. En las bocamangas, en los botos y los cinchos se quedaron las navajas. Matilla, el pacificador, esbozaba una media sonrisa".
Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *