La última etapa de la temporada, con el objetivo puesto en el abono de Otoño en Madrid

por | 31 Ago 2014 | Reportajes

Con abonos más recortados que en años anteriores, la última etapa de la temporada de 2014 vuelve a mirar, de manera especial hacia el abono de otoño en Madrid, con unos carteles más logrados que en ediciones anteriores, y en la siempre original feria de Nimes.

Junto a ello, lo que hoy es más o menos una anécdota, novedosa eso sí, de la corrida extraordinaria del Palacio Vistalaegre de Madrid,  a celebrar el 27 de septiembre con Morante, El Juli y Talavante  en el cartel denominado “The maestros”,  amenizada por la Orquesta Sinfónica de Madrid, que sirve de colofón a los respectivos “tour” de Morante y El Juli. Quiere ser una experiencia diferente y ojalá que lo sea, que las innovaciones nunca vienen mal.

Junto a la multitud de festejos por muchos pueblos, propios de la primera decena de septiembre, esta etapa final del año taurino se comienzan en Valladolid, para la que la Casa Matilla a medido en mucho el abono con respecto a años anteriores. Obligada la ausencia de El Juli, por su falta de entendimiento durante toda la temporada con estos empresarios, se repite de nuevo un mano a mano ya un poquito trillado como para constituir novedad: el de Morante y Manzanares. No se entiende bien, salvo por la muchísima antelación con las que hoy se hacen las combinaciones, que en el cartel de los toreros locales se deje fuera a Leandro, que ha despertado en Madrid y que anda en un buen momento.

Prácticamente solapa con la capital castellaoleonesa se celebra la ferisa de la vecina Salamanca y  la de Albacete. Las dos superan, sobre todo la manchega, en interés a la de Valladolid.

Y es que la empresa que encabeza la Casa Lozano viene desarrollando unos abonos interesantes en Albacete desde que se hicieron cargo  de su organización. Ahí es nada atreverse con 10 festejos mayores –entre ellos dos novilladas picadas– en un año de crisis.  Bien es verdad que la fórmula que idearon de unos abonos muy asequibles viene teniendo como resultado un índica mayor de aceptación que en otras plazas. En cualquier caso, han anunciado una feria de primer orden.

Con el recurso a una corrida concurso –toda ella con hierros salmantino–, el ciclo de Salamanca se resuelve entre los toreros locales, con la excepción de “El Capea” y una comparecencia de las figuras, entre las que no se incluyen ni a Talavante ni a Castella, ausentes como viene estando de todas las ferias de la Casa Chopera.

Podría considerar como equilibrados, aunque reducidos en número,  los carteles que la empresa Bernal anuncia en su feudo tradicional de Murcia, que es de los pocos sitios en los que se ha conseguido unir en una misma combinación a Hermoso de Mendoza y Diego Ventura.

No podía menos Simón Casas que echarle su habitual golpe de imaginación a su feria principal, la de Nimes por la Vendimia. En este caso, la encerrona de Miguel A. Perera con una corrida de Jandilla, anunciada por la tarde del día 20. En este ciclo se vuelve a incluir el cartel sui generis de Hermoso de Mendoza y una figura, que en este caso es El Juli, que se incluye como matinal. Con todo, se echa en falta, si nos atenemos a los gustos de la afición francesa, un cartel más torista.

Pero acabado el ciclo francés, llegamos Logroño, donde la Casa Chopera se ha tentado mucho la ropa a la hora de elaborar el abono. Reduce los festejos mayores a cinco tardes, en las que no aparecen ni El Juli, ni Talavante, ni Castella. Se reinicide en la fórmulas de mano a mano, en esta ocasión de Morante frente a Perera, y se acude al cartel de un rejoneador y dos espadas, que debe ser fórmula menos gravosa que otras convencionales –a tenor de lo mucho que se viene repitiendo en el año–, pero que a la postre es el cartel más rematado del ciclo.

Y cuando se cierra la fría riojana, a viajar hasta Sevilla, para la feria de San Miguel, en el último episodio de la temporada negra de la Casa Pagés con su pleito con los cinco. Ausentes forzosos todavía los firmantes del pleito de la rebelión, las combinaciones se vuelven a mover en los niveles de la pasada feria de abril, que constituyó un profundo traspiés en cuanto a abonos se refiere y en cuanto a su propio desarrollo.

Para cerrar el año, y a la falta de Zaragoza, el plato fuerte del abono de Otoño en Las Ventas, en el que tienen un interés objetivo los cuatro carteles que se anuncia entre el 2 y el 5 de octubre. Pese a la ausencia de José Garrido, la figura actual de ese escalafón, se mide bien la novillada, con dos triunfadores del año –Caballero y Espadas–y la presentación de la novedad sevillana de Borja Jiménez.  Tal como ha discurrido su año, Miguel Abellán ha dado el paso al frente y actuará en solitario, con toros del Puerto. Vuelven dos “puertasgrandes” de San Isidro: Fandiño y Luque, encabezados por Finito, ausente en mayo. Y se cierra con los habituales “albaserradas” –en esta ocasión de la rama de Adolfo— para tres toreros que se lo han ganado.

Entre medias de Logroño y Sevilla, la corrida extraordinaria del Palacio Vistalegre, la primera y única que anuncia este año. Se presenta como un “evento sin precedente”, a protagonizar por Morante, El Juli y Talavante. Se dijo en su presentación que se trataba de “la corrida de mayor competencia, con una visión moderna y vanguardista, naturalizada especialmente entre un público joven, ajeno en su mayoría al segundo espectáculo de masas de España”. Aunque algún precedente sí hay, desde luego es novedoso que la parte musical, tan importante en la fiesta de los toros, se deje a cago de una Orquesta sinfónica, como la de Madrid. Que a todo ello se una el complemento de “un tentadero público, un espacio cultural y un espacio gastronómico”, pues vale.

Si el festejo se organiza pensando en la juventud, será pensando que los jóvenes son partidarios de irse a las filas de más arriba del todo, porque el resto de los precios son prohibitivos, para los de menos edad y, en la mayoría de las localidades, para no los que ya no son tan jóvenes. Una barrera se pone por encima de los 100 euros; un tendido mediano de lo que podríamos considerar “la sombra”, en 60, y  en lo que en otro caso sería “el sol”, en el entorno de los 40 euros.

Si nos atenemos a los anuncios oficiales, la organización corre a cargo de “The Maestros Producciones S.L.”, que todo lleva a pensar que son precisamente los toreros actuantes.  Como se sabe, en la temporada de 2009 la propiedad de este Palacio lo arrendó por cinco años a Taurodelta. Después de un primer intento fallido de dar toros en invierno, nunca más se volvió sobre el asunto. De hecho, a día de hoy, cuando aún no se han cumplido los cinco años del contrato, Vistalegre ya no figura entre las plazas que oficialmente gestiona esta empresa.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.