La opinión de Ignacio Sánchez-Mejías: Habría que replantearse la «preferia»

por | 27 Abr 2011 | La opinión

Después del tercer fracaso consecutivo en la semana “torista”, hemos estado comentando en el tendido la posibilidad de replantearse esta semana de abono. En los últimos diez años son contadas las tardes para el recuerdo en “prefería” y muy pocos los recuerdos agradables que nos vienen a la mente de la misma. No estaría de más evaluar si esta semana completa de toros vale para algo más que no sea engordar el abono y el consiguiente coste del mismo. En un año de crisis bien podría haberse acortado el abono y haber empezado el jueves con la de Victorino. Desde luego, nos hubiéramos evitado el muermo de estos tres días que nos han dejado la moral por los suelos.

Los de Alcurrucén lidiados ayer fueron mansos, descastados y sosos. Comentaban los vecinos lo tranquilo que se debería haber quedado el ganadero al desprenderse de semejante material. Excepto el cuarto, solo han valido para echar otra tarde al saco de la desesperación. Oliva Soto ha tenido el único potable de la tarde y no lo ha aprovechado. Ni lo ha templado ni lo ha sometido. Es verdad que el animal embestía ligerito, pero no se debe dar dos muletazos al son del toro, el tercero para fuera y el de pecho. Ese toro parecía merecer más, y lo siento por este matador, que nos cae bien a todos y que el año pasado nos hizo pasar la tarde más emocionante del abono.

Los albaceteños Rubén Pinar y Miguel Tendero, jóvenes prometedores, no han podido desarrollar su toreo. Pinar se ha perdido entre uno soso y otro parado, pero al menos ha matado bien al primero. Y Tendero lo ha intentado, dando muchos pases pero con la poca emoción que transmitían los toros. En el precioso sexto parecía que la cosa podía remontar, pero el público estaba ya desfondado y deseando que acabase aquel suplicio.

Mención aparte merece la suerte de varas que estamos viendo en estas corridas. Entendemos que los toros no han merecido gran cosa y que han sido en su mayoría mansos, pero aun no hemos visto picar en la puerta del Príncipe. Hoy Oliva Soto después de un primer puyazo en el tendido tres, ha llevado al toro a la jurisdicción del picador que hacía puerta y muchas veces la suerte se ha hecho en terrenos de sol. Un desastre. De ayer sólo merece la pena destacar un buen puyazo de Francisco J. Quita.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *