La exclusiva de Expansión: José Tomás genera 1,5 millones por corrida

por | 6 Jun 2011 | Informes

Madrid.- El impacto económico de cada tarde en la que torea el diestro de Galapagar, que vuelve a los ruedos el 23 de julio, multiplica por 2,4 la recaudación en taquilla. Si el festejo es en Barcelona, la cifra rebasa los 3 millones.

Todavía no ha vuelto y a sus detractores ya les gotea el colmillo. Algunos –pocos, pero influyentes– tratan de envilecer su hieratismo. Que si rehúye de la competencia con el resto de las figuras, que si impone toros de escasa presencia, que si elude los grandes cosos… y hasta rumores sobre supuestas ilegalidades, tan absurdos que no merecen ser mencionados. Palos de ciego contra José Tomás.

A la hora de la verdad, lo que queda es el toreo y la tozuda realidad de las cifras. Y éstas dicen que cada corrida en la que se acartela el diestro de Galapagar (Madrid) tiene un impacto de 1,48 millones de euros en la economía local. Eso, de media, ya que en algunas ciudades, como Barcelona, el efecto JT rebasa los 3 millones de euros por tarde, según un estudio que ha realizado para EXPANSIÓN Juan Medina, profesor de Teoría Económica de la Universidad de Extremadura.

José Tomás regresa a los ruedos el 23 de julio, en Valencia, tras la gravísima cornada sufrida en Aguascalientes (México) en abril de 2010. Actuará en 12 tardes –14 a lo sumo–, por lo que su minitemporada de 2011 dejará, cuando menos, 18 millones en las arcas taurinas.

Durante las temporadas 2007, 2008, 2009 y 2010, el diestro de Galapagar actuó en 62 corridas, a las que asistieron 757.612 espectadores. Éstos dejaron en taquilla 37,9 millones de euros. Además, los gastos indirectos en hostelería y transporte que produjeron estas corridas representaron 10,2 millones, mientras los efectos inducidos alcanzaron los 43,6 millones.

Huella económica

O sea, “el impacto sobre la economía española de la reaparición de José Tomás se puede tasar en 92 millones de euros”, apunta Medina. Además, de ello se colige que la huella económica total que deja el diestro en las arcas taurinas multiplica por 2,4 la recaudación en taquilla.

Cabe destacar que en casi todas las corridas José Tomás actúa con otros dos diestros. Pero a nadie se le escapa la diferencia que hay entre el resto de festejos y aquellos en los que el que el dios de piedra de Galapagar atornilla sus manoletinas al albero. Por ejemplo, en su plaza talismán, la Monumental de Barcelona, acuden a verlo 19.582 espectadores siempre que torea, lo que genera 3,16 millones de euros. Si no, la media es de 7.200 y el impacto sobre la economía catalana, de 860.000 euros. No hay comparación.

 “La capacidad que tiene José Tomás de conectar con la gente de fuera del sector es impresionante. Con su vuelta a los ruedos, vendrán infinidad de medios internacionales. Es impresionante cómo sin dar entrevistas y sin apenas hablar, sólo con su muleta, atrae tanto”, subraya Juan Medina.

Ahora bien, no sólo de José Tomás viven las finanzas táuricas: “Cargar sobre su espalda toda la revitalización de la fiesta me parece injusto. Otros toreros también llevan mucha gente a los ruedos, combinados entre ellos”, agrega. De hecho, en 2009 y 2010, la Monumental ha congregado 12 veces a 10.000 o más espectadores.

Cataluña sí es taurina

Y pone un ejemplo clarividente: “Frente a la opinión interesada de que nadie va a los toros en Barcelona, durante la temporada 2010 acudieron 129.000 espectadores a los 18 festejos taurinos celebrados en la Monumental, sin José Tomás en activo”. De hecho, a juzgar por las cifras, Cataluña sí es taurina, pese a la prohibición de celebrar corridas a partir de 2012. En 2010, los toros tuvieron un impacto de más de 15,6 millones de euros sobre la economía catalana.

Conclusión: “La capacidad de generación privada de riqueza de los toros en Cataluña garantiza su supervivencia económica si se suspendiera la prohibición”, arguye Medina. Más aún si José Tomás sigue en activo.

Barcelona: más toros que baloncesto

¿Cree usted que los toros son un acontecimiento poco arraigado en Barcelona? Si ha respondido sí, también cree que lo es el baloncesto. Porque el año pasado fue un 39% más de espectadores a la plaza de toros Monumental que al Palau blaugrana a ver al Regal Barcelona, según un informe de Juan Medina, profesor de Teoría Económica de la Universidad de Extremadura, elaborado para este diario. A las 18 corridas que se celebraron acudieron 129.000 espectadores (y eso sin José Tomás en activo, lo que habría engordado la cifra en varios miles de personas). Mientras, 79.200 aficionados acudieron a los 17 partidos de Liga Regular del equipo de baloncesto del Barça. La entrada media en el Palau fue de 4.700 espectadores; en la Monumental, de 7.200. El DKV Joventut –club de Badalona- tampoco aguanta la comparación: en 17 encuentros sumó 96.900 espectadores, con un aforo medio de 5.700. “A pesar del trato semiclandestino que reciben los toros por parte de los medios catalanes, y sin contar con subvenciones del Ayuntamiento o la Generalitat, Barcelona mantiene una cifra estable de 18 festejos al año entre 2007 y 2010”, apostilla Medina. Frente a los ataques, cifras.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *