La batalla de las portadas y la falsa frontera del toro

por | 17 Ago 2012 | Informes

Hoy no iba a escribir sobre economía. No iba a teclear San Sebastián, ni Daniel Luque, ni Morante. Ni siquiera iba a mentar a Bildu. No iba a hablar de cómo un ´Diamante´ de Gavira le escarbó las carnes al bueno de Fernando Cruz, todo pundonor y tabaco en Las Ventas. Tampoco pensaba hablar estrictamente de toros. Yo hoy quería escribir sobre el rey. Elvis murió hace justo 35 años y lo íbamos a celebrar con su canción más taurina.

Pero he entrado al trapo de las portadas taurinas que encresparon las redes sociales en el ferragosto de la España incendiada. Intenté mantenerme al margen, pero no puedo. Es como si una bomba de humo lo hubiera nublado todo esta mañana y al disiparse sólo quedara la portada de La Razón, como un artefacto: "País Vasco. Más taurinos que abertzales". Comparando espectadores con votantes, así, a pelo. De nuevo, los toros enfangados en la porqueriza política. No me resisto, así que al Gallo de Memphis lo dejamos para otro día. Siga vivo o no, allá en Creta o en el mismo infierno, Elvis puede esperar. Ha llegado Paco Marhuenda y me ha dicho "eje, toro, eje", y yo, que de tan buenas hechuras tengo que embestir bien (arsa), he humillado con nobleza y a golpe de riñones, embebecido en la muleta.

Porque no, no me gusta la primera plana de La Razón. Y no me vale ese argumento de que "al menos los toros salen en portada". Si van a salir así, que no salgan. Ahora explicaré por qué. No nos adelantemos. Porque antes que La Razón hicieron lo propio ABC y El Mundo. Todos han sacado pecho taurino con la foto de portada y eso es de agradecer. Lo polémico es el texto que acompaña a la imagen. ¿Es esto una guerra de portadas? No lo creo. Más bien un duelo de quites, a ver quién tiene más larga la cola de toro. (El País no ha publicado ni crónicas de las corridas, al menos en su edición de Madrid.)

Martes 14 de agosto, ABC

Objetivamente ésta es la foto más bonita de las tres, la que más "ayudaría" a la fiesta. No la más noticiable.  El diseño de la portada es llamativo, sugestivo y elegante, con la imagen, a sangre, de Morante y El Juli a hombros en Illumbe. Pero al bajar a la arena del texto se nos desmorona el invento. El título chilla "¡danger, polémica de saldo!": "San Sebastián[,] con la fiesta española". Vaya. No cuela. Hay ahí un gran problema que es la intencionalidad política inequívoca de ABC. La metedura de pata es contraponer la tauromaquia al sentimiento "antiespañol", como si los toros se entendieran en cuanto estandarte de la "españolidad". Porque eso se llama embarrar, y es precisamente lo que hicieron algunos políticos catalanes, impelidos por unas gualdrapas morales populistas, cuando consumaron el famoso "liberticidio" condal. No es que los donostiarras estén con la fiesta española; es que la fiesta universal también es vasca, muy vasca. Si Guillermo Boto documentó el origen del toreo a pie en Cádiz, el mismísimo Patxi López echó la pata palante (ahí va, pues) y lo situó en Soraluze (Guipúzcoa), citando a la  Universidad de Oñati.

Así que ABC patina, porque en su afán de fastidiar a los abertzales ha zancadilleado los intentos del orbe taurino por barnizar la "fiesta" de normalidad y de universalidad. Se ha rebajado al nivel dialéctico de los que quieren separar más que unir. Por eso nada más leer el titular me vino a la mente esa frase atribuida a Woody Allen: "No discutas con un idiota; te hará bajar a su nivel y ahí te ganará por su experiencia".

La "fiesta española", señor Bieito Rubido, es la de la corrupción, la del todo vale, la del conchabeo de los diarios con el poder. No los toros. Los toros son franceses, venezolanos, mexicanos, portugueses, peruanos, ecuatorianos, colombianos… y españoles.  Un buen título, uno que de verdad habría azuzado la esquizofrenia bilduína, habría sido: "Donosti, con la fiesta vasca". O, si nos ponemos rancios: "La fiesta nacional vasca". Por ejemplo. Así, por joder, con cinismo. ¿Y el subtítulo? La gracia es que, con malicia, se podría leer de dos formas (¿quién quiere prohibir, el público o Bildu?): "El público donostiarra responde, pese a la coacción de Bildu, que quiere prohibir los toros en la ciudad".

Miércoles 15  de agosto. El Mundo.

La noticia: "Un capote a la fiesta en terrenos de Bildu". El matador sevillano Antonio Barrera torea con una muleta-ikurriña. El diario que dirige Pedro J. Ramírez responde, quién sabe si queriendo o no, a ABC con un quite por zapopinas (pongamos), espectacular pero también efectivo. Aunque a primera vista pudiera parecer un alarde del sensacionalismo típico de este diario, en este caso sólo podría imputársele al torero. Además, el texto lo borda: "Un gesto para reivindicar la universalidad y las raíces vascas de la Fiesta, que no entiende de fronteras". Enorme. Ésa es la clave. Veo ahí la mano de Zabala de la Serna, que en páginas interiores firma una gran crónica, en la que invoca "el tejido neuronal de la Tauromaquia que se expande por Iberia, la piel de toro, con diferentes hipotálamos en su nacimiento". Así, sí. Una portada que no perjudica al toro.

Jueves 16 de agosto. La Razón.

El acabóse. "Más taurinos que abertzales". Pues a lo mejor sí, pero no por los datos que coloca el diario en su portada. Porque decir que fueron más espectadores a los toros en el País Vasco (300.000) que votos tuvo Bildu en las elecciones municipales (276.141) es mezclar las churras con las merinas. ¿Comparar votos con espectadores? La primera perogrullada es que los espectadores repiten y el voto es único. Segunda perogrullada: ¡Hay muchos abertzales taurinos! Basta con recordar al líder de HB Jon Idígoras, Chiquito de Amorebieta en los carteles. Volvemos a eso de enfrentar tauromaquia e independentismo. Que no, que no es la política, ¡es la cultura, estúpido! Con las tesis de La Razón podríamos decir que en Madrid hay más madridistas que votantes del PP. Menudo armazón argumental. De traca.

Al menos la portada se engrandece con dos informaciones tauroeconómicas. La segunda de ellas, la mejor, sale de la gubia del gran Juan Medina, que ha calculado de forma sensata que ayer se facturaron 6 millones de euros en las taquillas táuricas. Ahí les duele a los antitaurinos y a su falsa cantinela de la subvencionitis.

¡Ésos son los argumentos que hacen falta! Hay que decirle a los abertzales:

"Señores de Bildu, los toros son tan vascos como de cualquier otra parte de la península. Como de cualquier otro lugar del mundo que los quiera disfrutar. Los toros, señores de Bildu, como arte que son, no tienen ideología. Ni bandera. Ni patria. La patria de los toros es su sangre brava, y su tierra el albero. Señores abertzales, uno de sus líderes históricos fue torero antes que fraile, así que no se confundan. Las corridas, señores de Bildu, generan una riqueza económica innegable a su alrededor. Uno de los padres de Bildu, Maiorga Ramírez, es aficionado taurino y no lo esconde. Si prohíben los toros, señores de Bildu, no se separarán más de España, sino de la realidad vasca. Si actúan a golpe de furia ceñuda, acelerarán su huida de sí mismos, de ese concepto identitario de lo vasco que tanto enarbolan y que últimamente sólo se explica por aquello a lo que se opone, no por lo que lo conforma. Señores de Bildu, con su mirada torva quizás no atisben que en el duelo a garrotazos no gana nadie; todos pierden. Ponerle fronteras al toro es como ponerle puertas al campo. Si consuman la interdicción anti-no-se-sabe-ya-qué, los únicos perjudicados serán ustedes, porque prohibir los toros es prohibir una cultura de Bildu… y del PSOE, y del PP, y de IU… de todos. Zezenak donostian, bai."

►La versión original de este artículo puede consultarse en:
http://www.expansion.com/blogs/tauroeconomia/2012/08/16/la-batalla-de-las-portadas-y-la-falsa.html

 

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *