Jiménez Fortes viene arreando, con el valor serenado: Puerta Grande

por | 13 Mar 2014 | Temporada 2014

VALENCIA. Quinta del abono de Fallas. Un escaso tercio de entrada, en tarde fría. Toros de Fuente Ymbro. que cumplieron sobradamente en presentación, con casta e interés, aunque alguno tendiera a rajarse; los mejores, 2º, 4º y 6º.  Antonio Ferrera (de celeste y plata), silencio y ovación tras un aviso. Joselito Adame (de malva y oro), silencio y ovación. Saúl Jiménez Fortes (de grana y oro), una oreja tras un aviso  y una oreja; salió a hombros por la Puerta Grande.

Asustar al miedo. Esa figura literaria que hasta figura en los diccionarios  la puso en practica esta tarde en Valencia Jiménez Fortes. Y lo hizo sobriamente, sin aspavientos, pero con mucha verdad. Pero no se puede estar más conscientemente valiente que lo que hoy ha demostrado el torero malagueño. Será porque después de dos temporada a favor le ha visto las orejas al lobo, o mejor porque ha madurado como torero, pero mucho a cambiado a mejor.

Dejó ya la tarjeta de visita con un apretadísimo quite al 2º de la tarde. Y  a partir de todo fue ir hacia arriba. Era evidente que venía con el propósito de algo grande. Hubo mucha firmeza de pies, pero también hubo hondura, y en muchos momentos su punto de sentimiento. Sobre todo con la mano izquierda dejó series de mucha enjundia tanto en el 3º como el 6º. Hasta en los  alardes de valor se le vio templado. Esa suma del valor, la cabeza y el temple le abrió la Puerta Grande.

Con la cornada a cuestas, Antonio Ferrera sigue siendo ese torero tan cuajado como venimos viendo en las últimas temporadas. Y Valencia no fue una excepción. Sí con el primero, el más deslucido de los fuenteymbros, las opciones eran pocas, se creció ante el 4º, ante el que sacó a pasar su torería. Muletazos templadísimos, largos, reposados y siempre muy centrado el torero. Luego emborronó con la espada su sólida actuación, pero las palmas sonaron fuerte en honor del extremeño.

Más de un taurino, que en unas ocasiones tienen muchas prisas y en otras aburren a la paciencia, no habrá tardado en tomar nota para luego contarlo. Pero la realidad es que ha resultado anodino y sin hondura el paso por Valencia de Joselito Adame, que volvía a España como triunfador de la temporada mexicana. Nada que ver con el recuerdo que había dejado. Tuvo la mala suerte de que le tocara el mejor del encierro y no consiguió estar a su altura, sino que se quedó lejos de lo esperable. Con el  5º, que llevaba dentro sus posibles, trató de enmendar la cosa, pero no consiguió ir a mayores.

Por lo demás, puede estar satisfecho Ricardo Gallardo con la corrida ha echado en Valencia, con tres toros de buena nota y todos, salvo el que abrió plaza, con interés para el aficionado.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *