Gallito y Miura

por | 4 Feb 2016 | Retazos de Historia

En la Feria de San Miguel de 2015, se cumplieron 100 años de la concesión de la primera oreja que se otorgaba en la plaza de toros de La Maestranza. Aunque en otras plazas de toros se habían empezado a dar orejas como trofeos, La Maestranza mantenía que no daría orejas, por considerarlo fuera de lugar. 29 de septiembre de 1915, toros de Miura para Rafael El Gallo, Joselito y Belmonte ¡Atención al cartel que mataba Miura en San Miguel en Sevilla! Quinto toro, de nombre “Galleguito”. Dejemos que hable el cronista.

Pie de foto 1

“Quinto, bien puesto, Joselito híncase de rodillas, y como el toro desviase de la recta se levanta y da varias verónicas, dos de ellas colosales y dos recortes inmensos. El bicho toma cuatro varas, por dos caídas y dos caballos. Juan y José están superiores en quites. Joselito, a petición del público, toma las banderillas, y al salir a los medios se le ovaciona. José ejecuta una brillante faena, que se ovaciona con entusiasmo. Hay pases por alto de pitón a rabo, dos de rodillas y otros por bajo y de molinete, inmensos de toda inmensidad. El diestro que está rabiosísimo y valiente, se crece cada vez más, haciendo delirante la ovación. Entra con rectitud y cobra una corta desprendida. La ovación es entusiasta, da la vuelta devolviendo sombreros y sale después a los medios”

 “La corrida fue grande y dura. El toro Galleguito vive en la memoria de cuantos le vieron como un miureño legítimo, duro, de poder, difícil y peligroso. En la lidia de este toro puso José en juego todos los recursos valerosos de un maestro de la tauromaquia. Tenía Galleguito una estocada honda de muerte y sangre en la boca. Joselito, con su cuadrilla, le sigue muy de cerca, con la muleta en la izquierda, no le quitaba la vista al toro ni para saludar, porque sabía de lo que era capaz mientras estuviera en pie. En efecto, arrojando sangre y con las ansías de la muerte, se arrancó de pronto a Joselito, y antes de llegar a la muleta, con la que le esperaba prevenido, cayó el toro para no levantarse más. El público respiró tranquilidad, porque hasta ese momento había estado muy intranquilo, rompió en una ovación. ¡Qué síntoma de toro duro y fiero, y que conocimiento del toro en José, que lo tenía previsto y no distrajo la mirada ni con los aplausos!”.

Al día siguiente, Joselito se encerró con seis de Santa Coloma, y en el quinto toro “Cantinero” el presidente, Sr. Filpo, ya no pudo aguantar más la presión popular y concedió a Gallito la primera oreja otorgada en La Maestranza, que debieron haberle concedido por “Galleguito”.

Desde septiembre del año pasado, un grupo de Gallistas queríamos celebrar el centenario de esta primera no oreja de “Galleguito”, pero no ha sido hasta el día de hoy que hemos podido hacerlo. Invitados por los hermanos Miura, hemos echado la mañana en Zahariche, primero visitando distintos cercados de vacas e impresionantes toros de Miura y después departiendo con D. Eduardo, en la casa, delante de las cabezas de los dos toros que mató José ese día. Se han leído varias crónicas de la corrida y se ha hablado de toros. Mereció la pena esperar.

Desde aquí queremos agradecer a D. Eduardo Miura la deferencia y amabilidad que ha tenido con todos nosotros.

Lo dicho: Si Gallito es el Rey de los toreros, Miura es el Rey de los toros, y punto. ¡Viva Gallito! ¡Viva Miura! ¡`Viva el Toreo!

De forma habitual, las opiniones de Ignacio Sánchez-Mejías se publican originalmente en su blog "Desde el tendido 2", que se puede localizar en http://blogs.abcdesevilla.es/desdeeltendido2/, así como en su espacio de Facebook.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *