El retrovisor de San Isidro 2014

por | 10 Jun 2014 | Firma invitada

El 40 de mayo, ya sin sayo pero con el síndrome de abstinencia taurino en fase aguda, vamos a intentar ordenar lo que ha sido San Isidro 2014. Tarea ardua, puesto que en esta feria han sucedido muchas cosas. Hacía tiempo que no recordaba un ciclo tan completo y entretenido. Cuando se hicieron públicos los carteles, ni los más optimistas imaginaron semejante éxito. No en vano, hasta el ecuador de la feria, la plaza mostró una imagen tristona, con amplias calvas en los tendidos pero, conforme transcurrían las tardes, y los acontecimientos, el público fue abandonando el sofá ante el Plus para recalar sobre el acogedor cemento de Las Ventas.

En el apartado ganadero, para mi gusto, dos son las divisas merecedoras de subir al pódium isidril: El Puerto de San Lorenzo y Parladé, con un tercer puesto disputado entre Miura y Victorino. Por su transmisión, también emocionó la del Montecillo. Si desde hubiera que entregar el premio a un único hierro, se lo llevaría Lorenzo Fraile, por su corrida del 5 de junio, la más completa, con tres ejemplares de nota (Pitito, Langosto II y Mariposino) y uno sobresaliente, Cartuchero.

Otros toros destacados han sido Zahonero y Aguilero (de Miura para Javier Castaño y Serafín Marín), Gruñidor, Rapiñador y Cabreíto (de Parladé para El Cid e Iván Fandiño), Madrileño y Vengativo (de Victorino para Uceda y Alberto Aguilar), Tomillero (de Baltasar Iban para Luis Bolívar), Revoltoso (de Adolfo Martín para Miguel Ángel Perera), Macetero (de Cuadri para José Carlos Venegas), Pelucón (de Alcurrucén para Fandiño), Canijo (un sobrero del Vellosino para Juan del Álamo) y, por supuesto, el novillo Idealista (del Montecillo para Francisco Espada).

Conclusión: un San Isidro con mucho que torear -cosa que a veces se consiguió, y otras no tanto-, y lo que es aún mejor, una feria donde han despuntado toros de muy diversos encastes.

Sobre los toreros, también sale una rica baraja de nombres. Triunfador indiscutible del ciclo, Perera, con dos Puertas Grandes. Sin embargo, por emoción, el vencedor, a zarpazo limpio, ha sido Fandiño. Otros matadores que han logrado conmocionar a la plaza, por muy distintos motivos, han sido Juan del Álamo, Miguel Abellán, Antonio Ferrera, Alberto Aguilar, Paco Ureña, Diego Urdiales, Daniel Luque, David Mora y el novillero Francisco Espada.

Perera ha sido la única "figura" que se ha librado de la quema, puesto que sus compañeros de "G5", El Juli (con una generosa oreja), Morante, Talavante y Manzanares, van directos, e inmisericordemente, a la hoguera. Para reflexionar.

Finalmente, entre los hombres de plata, tan necesarios y con frecuencia tan injustamente pasados por alto, despuntaron Marco Galán, Rafael González y Joselito Rus en la brega; Ángel Otero, Fernando Sánchez, Luis Carlos Aranda, Juan José Trujillo y Javier Ambel con los rehiletes; Óscar Bernal, Fernando Sánchez, Perro Iturralde, Héctor Piña y Dionisio Grilo sobre el caballo. Triste mención al tercero Manolo Rubio, herido gravemente por un Victorino. Me olvido de muchos, lo sé y pido disculpas, pero la lista se haría inmensa.

Entre dimes y diretes, el Atlético de Madrid ganó la liga y, un buen día, abdicó el rey. No obstante, como en Las Ventas vivimos en una realidad paralela, casi ni nos enteramos. ¿Qué será ahora de nosotros a las siete de la tarde?

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *