El frío pudo más que la afición

por | 17 Oct 2010 | Temporada 2010

MADRID. Ni un quinto de plaza, en tarde fría. Novillos de Montes de Oca, bien presentados, pero mansotes, excepto el tercero que fue noble. Miguel Giménez (nazareno y azabache), silencio tras aviso y silencio. Ignacio González (rosa y oro), silencio tras aviso y silencio.  Carlos Durán (tabaco y oro), vuelta al ruedo tras petición y silencio.
 
Parte facultativo de Miguel Giménez: "Herida por asta de toro en el tercio inferior de la cara posterior del brazo izquierdo, de 10 centímetros, con orificio de entrada y salida. Contusiones múltiples. Pronóstico reservado".
 
Los tendidos de Las Ventas, que tienden a ser una nevera con tanta corriente de aire como sufre,  registraron esta tarde la que quizás sea peor entrada de toda, sin llegar siquiera al quinto de plaza. También es cierto que el cartel reunía nulos alicientes como levantarse del sofá.
 
Como la Fiesta es muy democrática, cuando el número de aficionados desciende, menos representativos son los resultados., desde el momento en el que cuatro docenas de pañuelos le pueden poner a uno en puertas de cortar una oreja. Pero el trofeo nace devaluado y las más de las veces resultan muy engañosos para el espada que la obtiene.
 
Eso estuvo a punto de ocurrir en el tercero de la tarde, el único novillo noble de todo el encierro. Cuando el debutante Carlos Durán vio como se le pedía la oreja, aunque luego todo quedara en una vuelta al ruedo. Torero bullidor y con escaso rodaje, el valenciano se mostró animoso e incluso alguna vez corrió la mano con temple, pero las más de las veces sin centrarse como pedía su buen enemigo.  También en el que cerraba plaza  Durán estuvo animoso, pero poco más.
 
Abría cartel el también debutante Miguel Giménez, que poco podía hacer con su primero, un novillo geniudo y a la defensiva. Resultó arrollado al recibir al cuarto en la puerta de toriles, pero se mantuvo en el ruedo hasta pasaportar a su enemigo. Precisamente en este toro se vio lo más apreciable de la tarde, tanto por la entrega del novillero como luego por la buena estocada con la que tumbó al de Montes de Oca.
 
Ignacio González,  el más placeado de los tres, estuvo muy voluntarioso durante toda la tarde, sorteando las dificultades de sus dos oponentes, pero sin alcanzar lucimiento.
Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *