Descubierta una trama de venta de reses de lidia que falseaba el hierro de origen

por | 12 Feb 2011 | Temporada 2011

Vendían reses comunes de lidia como reses pertenecientes a ganaderías de renombre para los festejos taurinos de localidades cacereñas, obteniendo de este modo unos beneficios muy superiores a los que realmente les habrían correspondido. Para ello, herraban reses que aún no lo estuvieran, o sobreherraban las ya herradas utilizando hierros falsos de ganaderías de prestigio, y falsificaban los certificados de nacimiento de la reses bravas a lidiar.
 
Son estos los hechos ilícitos que se imputan a tres cacereños detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de un delito continuado de falsedad documental, y posiblemente también de fraude, que habrían cometido en al menos nueve ocasiones, en un total de ocho municipios de Cáceres (Monroy, Coria, Vegaviana, Arroyo de la Luz, Guadalupe, Talaván, Alagón y La Garganta).
 
Se trata de Víctor Torrey, propietario de la empresa denominada Toros Cultura 2016 de Cáceres, dedicada a la organización de festejos y espectáculos taurinos; y los hermanos Alberto Manuel y Amadeo Hornos Valiente, ganaderos y empresarios taurinos de Coria, cuya explotación ganadera se encuentra en la finca ´La Zarzuela´, en el término municipal de la localidad cacereña de Calzadilla.
 
Sorprendido por la "magnitud" que se ha dado a estos hechos, Alberto Manuel Hornos aseguró ayer a este diario ser "totalmente inocente". Negó en todo momento haber falsificado ningún certificado de reses, "pues los papeles que yo entrego son siempre los que a mí me dan los corredores de las respectivas ganaderías en las que adquiero los animales, jamás he falsificado ningún documento"; y mucho menos, añadió, haber utilizado hierros de otras ganaderías.
 
Respecto a la empresa Toros Cultura 2016, a cuyo propietario fue imposible localizar, fuentes cercanas a la investigación de este caso concretaron a este diario que "es una empresa de paja", vinculada a los empresarios detenidos, que viene operando desde hace tiempo aunque con distintas denominaciones, "pues cambia de nombre cada año o cada cierto tiempo".
 
LA OPERACION
 
De las detenciones de estos tres cacereños informó ayer la Comandancia Provincial de la Guardia Civil de Cáceres, y según ha podido saber EL PERIODICO se derivaron de una denuncia de la Agrupación de Ganaderos de Reses Bravas. Puestos ayer en contacto con su sede, sus representantes declinaron hacer declaración alguna, alegando que se trata este de un asunto que "está en estos momentos en investigación".
 
Fueron las sospechas de la citada agrupación de ganaderos de que se pudieran estar produciendo falsificaciones de certificados de nacimiento de las reses bravas a lidiar en festejos de la provincia de Cáceres lo que dio la alarma y motivó la investigación que ha puesto al descubierto y conseguido desmantelar esta trama de falsificaciones en el mundo taurino, "la primera de estas características que se produce en Extremadura.
 
La denuncia que interpuso la citada Agrupación de Ganaderos dio lugar a la denominada Operación ´Trapío´, llevada a cabo por efectivos de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Cáceres.
 
En el marco de la misma, y tras varios meses de investigación, "se pudo comprobar la existencia de una empresa cacereña, dedicada a espectáculos taurinos, que falsificaba los certificados de nacimiento de reses bravas con el objeto de lucrarse vendiendo reses comunes de lidia como pertenecientes a ganaderías de renombre", indicó la Guardia Civil sin concretar ni desvelar cuáles.
 
Sí añadió que con las actuaciones que sucedieron a este descubrimiento "se pudo encontrar el vínculo" entre las falsificaciones y los tres detenidos, Víctor Torrey, Alberto Manuel Hornos y su hermano Amadeo; así como con espectáculos y festejos taurinos celebrados en ocho localidades de la provincia de Cáceres, las ya reseñadas al inicio de esta información.
 
No obstante, la Guardia Civil hace constar en la información facilitada que no se descarta que la cifra pueda ser mayor, "que pueda extenderse el número de espectáculos afectados por esta presunta estafa".
 
Se concreta asimismo en la información policial facilitada, que los tres detenidos –que se encuentran en libertad y aún no han pasado a disposición judicial– lo han sido solo como presuntos autores de "un delito continuado de falsedad documental". Es este el delito del que inicialmente se les acusa, pero fuentes jurídicas consultadas por este diario estiman que, teniendo en cuenta los hechos, es muy posible que se les impute también un delito de fraude o estafa, "pues habrían obtenido con engaños un beneficio económico que no merecían". En definitiva, "se habrían lucrado, con engaños y falsificaciones, en perjuicio de terceras personas".
 
REACCIONES
 
"Lo que estos empresarios hacen es vergonzoso, y hace muchísimo daño a las empresas taurinas que actuamos con legalidad". Es la valoración que, tras conocer la noticia de esta operación policial y detenciones relacionadas con el mundo de los toros, hicieron ayer a este diario varios empresarios taurinos extremeños.
 
 
Nota al margen
Toros desde 2.700 a 9.000 euros
 
En los Sanjuanes de Coria, uno de los escenarios donde presuntamente se falsificaron certificados de reses, se compran cada año astados de toda clase de ganaderías.
 
El toro de nombre Caobo de la ganadería Partido de Resina (antigua Pablo Romero) y que se soltó en Coria en las Fiestas de San Juan del 2008 costó 9.000 euros y el toro llamado Pelanas de la ganadería Caridad Covaleda, que también se lidió en las fiestas del mismo año, costó 2.700 euros. También en el 2009 se adquirió el toro Ladrillero de la ganadería de Eduardo Miura por 9.000 euros y más económico resultó ese mismo año el toro de nombre Murciano con 3.000 euros. Estos son algunos de los precios que han llegado a pagarse por un astado en una de las fiestas más importantes del toro como son los Sanjuanes de Coria donde el Abanderado, la figura con mayor representación en estas fiestas, es la que se encarga de adquirir los animales.
 
Algunas de las personas que han ejercido de abanderado en Coria consultados ayer por este diario coincidieron en que no hay un precio estipulado por las ganaderías y que el coste de los toros varía mucho y depende, en todo caso, no solo del prestigio de la ganadería, sino "de que el toro no tenga ningún defecto físico". Miura y Cebada Gago han sido algunas de las ganaderías de mayor renombre que han pisado el suelo de la plaza de los toros de Coria, y junto con ellas la ganadería del prestigioso Victorino Martín. En este caso, por un toro de Victorino se pagaron 4.550 euros en los Sanjuanes del 2007, aunque los precios varían en un mundo complejo donde en algunos casos las reses pasan por "demasiadas manos", según apuntan algunos abanderados.
 
De hecho, mientras unos adquieren los toros mediante intermediarios, otros creen que la mejor fórmula es ir directamente al ganadero. "Merece la pena desplazarse hasta la ganadería aunque a veces eso suponga un trastorno, pero lo mejor es ir directamente a comprarle el toro al ganadero y pagarle directamente, sin tratantes de ganado por en medio", señalan algunos que aseguran que este tipo de casos como la operación Trapío "perjudican seriamente a los ganaderos de verdad".
 
Los Sanjuanes de Coria es uno de los escenarios que presuntamente sufrió la falsificación de los certificados de algunas reses, aunque sobre este asunto ayer el alcalde, Juan Valle, confesó desconocer que en las fiestas caurienses se hayan cometido este tipo de delitos. "Los abanderados y concejales no somos expertos del mundo taurino y por tanto es muy difícil poder llevar la identificación del animal, por lo que fácilmente podemos ser objetos de engaño", señaló. Aún así manifestó que cuando se le da muerte a una res la Guardia Civil es la que se encarga de realizar el control pertinente.
Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *