Cornada grave de David Galván, en medio de un desastre ganadero

por | 6 May 2014 | Temporada 2014

SEVILLA. Sexta de feria y primera de farolillos. No se alcanzó la media entrada. Dos toros de la ganadería titular: Daniel Ruiz (1º y 3º) y cuatro de Fuente Ymbro para recomponer la tarde (2º, 4º –ambos como sobreros–, 5º y 6º); los de Ruiz, mal presentados; los de Gallardo, desiguales de tipo, pero fuertes. Todos, de mal juego. Y todos de procedencia Jandilla. Joselito Adame (de verde botella y oro), silencio y silencio. Antonio Nazaré (de blanco y oro), silencio y silencio. David Galván (de rosa y oro), ovación y silencio.

Parte facultativo: David Galván fue asistido en la enfermería de una “herida por asta de toro en cara interna de muslo derecho, 1/3 medio. Con una trayectoria ascendente y hacia cara posterior de 15 cm. que produce rotura de musculatura, abductores y bíceps, y una segunda trayectoria descendente de 5 cm. que afecta a planos superficiales. Limpieza de herida, reparación de planos musculares y colocación de drenaje. Pronóstico grave". Firmado: Octavio Mulet Zayas.

La corrida iba por el barranco hacia lo más hondo. Era como la conjunción misma de todos los males ganaderos. El sopor, en tarde además calurosa, era mayúsculo. Y en esas que  el 6º, un “fuenteymbro” con sentido y desarrollando a peor, se paró a mitad de la suerte, un derrote tan seco como certero y  deja herido de gravedad a David Galván. Era el punto negro que faltaba en tan aciago festejo.  

Con las urgencias del triunfo en la boca, muy decoroso se había mostrado David Galván con el 3º de la tarde, que humillaba ante los engaños, pero que en cuanto vio un hueco se fue a los terrenos de toriles y de allí no salió. En tablas, el torero gaditano se puso donde el toro tenía que embestir, con firmeza y tratando de sujetarlo. Esfuerzo no correspondido. Al final, algunos pases estimables, pero sueltos, sin continuidad posible. Pero su empeño y su decisión transmitieron verdad y fueron valorados por el público. En el que cerraba la tarde, volvió a fajarse con otro “fuenteymbro que no daba facilidades, aculado en tablas como su lugar natural, fue desarrollando sentido, hasta que acabó haciendo presa en su muslo derecho. Joselito Adamé cerró la función con un horroroso bajonazo.

Pero incluso antes de abrirse la puerta de cuadrillas, las cosas no rodaban bien. Hoy no se llegó a alcanzar ni la mitad del aforo cubierto. Entre ir a la Maestranza y el almuerzo en la feria, mucha gente prefirió lo segundo. Y la verdad: tampoco se perdieron nada de particular. Por lo pronto, porque Daniel Ruiz trajo a Sevilla una corrida impresentable. Ya por la mañana, dos fueron para atrás. Y por la tarde, otros dos fueron para atrás: uno por indecoroso y otro por partirse un pitón por la cepa. Para arreglar semejante entuerto, la empresa echó mano de cuatro toros de Fuente Ymbro, de mucho más que digna presentación, aunque luego dejaron ver una escasa raza y ocasiones malas intenciones. Ya lo dice el refrán: la que mal comienza, mal acaba. Y, además, en esta ocasión acabó premiosamente: se superó holgadamente las 2 horas y media en la dura piedra de los tendidos. Tarde, en fin, de las que pesan en el ánimo.

Cumplía esta tarde Joselito Adame el primero del trío que tiene contratado con Canorea. Dijo poco y se le prestó menos atención. Pero bien es cierto que el minitoro que abrió la tarde desde el comienzo hizo que el personal desconectara de lo que allí pasaba, por lo demás toreramente irrelevante.  Más decidido recibió al 4º –alto, con mucho volumen y astifino, pero que se paró pronto–, pero todo se disolvió en un santiamén. El mexicano estaba centrado y con temple, pero a aquello no daba más de sí por mucha  porfía que se pusiera en el empeño.

Concluía esta tarde su paso por Sevilla Antonio Nazaré, una feria en la que la suerte no le ha sonreído. Ni en el primer intento, ni el de hoy. Sus dos “fuenteymbros” se vinieron estrepitosamente abajo. Ni la decisión del torero de Dos Hermanas, ni los cuidados para no quebrantarlo, pudieron impedir que su primer enemigo se desinflara. Imposible resultó el marmolillo que hizo 5º, tanto como para tener que desistir casi antes de comenzar su faena. Al menos, a ambos los mató limpiamente.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *