«Casa de Toreros», la empresa mexicana que se ha puesto de moda

por | 19 Ago 2014 | Reportajes

La empresa mexicana Casa de Toreros va irrumpiendo con fuerza en el mundo taurino español. Por ahora, viene a ser como el imperio Bailleres, pero todavía en pequeño. Con todo, con el magnate azteca mantiene una gran diferencia: son especialmente activos ante los medios informativos. Tanto que a veces llama la atención su gran actividad, informativa y publicitaria, en algunos medios de España, pese a que en nuestros ruedos su actividad principal radica en apoderar a Joselito Adame.

Ahora parece que quiere ampliar su círculo. De ahí todos los rumores –luego oficialmente desmentidos por el torero– que han surgido en torno a El Juli, tras su ruptura con Roberto Domínguez. En cualquier caso, ahora quien de verdad decide en su carrera parece ser Mariano del Olmo, matador de toros que tuvo una escasa relevancia y que entró en el equipo del torero de Velilla de Santa Antonio como “veedor”, por más que ya fuera socio y ejecutivo de Casa de Toreros.

Pero ¿quién es Casa de Toreros? Se trata de una empresa surgida hace 4 años, promovida por Pablo Moreno Valenzuela, hombre de negocios mexicano –algunas reseñas lo califican de “filántropo”–, que llega al mundo del toro con “la idea de ser diferente, llega a sumar y montar corridas ahí donde no lo hacen grandes empresarios”, según declaró a la publicación “Al Toro México”.

Licenciado en Administración y Finanzas de la Universidad Panamericana, Moreno Valenzuela fundó en 1990 la compañía Mensajería AMPM, que llegó a controlar el 50% del envío de tarjetas de crédito y casi 40% de la entrega de información bancaria y departamental, con un total de 25 millones de entregas al mes; aunque posteriormente la empresa entró en crisis, la logró recuperar y comenzó a diversificar su actividad, invierto en un amplio número de pequeños proyectos.

Su forma de entender los negocios queda bien reflejada en una tesis doctoral elaborada por Javier Castañeda ibarra sobre “Confort empresarial, zona de riesgo”, en la que forma parte del equipo de 8 grandes empresarios mexicanos que fueron entrevistados por el autor.

En el campo taurino se inició como ganadero a mediados de los años 80, con la propiedad de una vacada de origen Saltillo-San Mateo que había sido fundada en 1937 por Marcial Fernández García en el estado de Chiapas y cuyo destino inicial eran, básicamente, las plazas de a región.  Años más tarde, en 2008, sobre la base de la que había sido la ganadería de Francisco Torre, fundó la que se anuncia como “El Siete”, de origen Parladé.

Con Moreno Valenzuela se une al equipo promotor de la nueva iniciativa taurina el empresario Juan Pablo Corona Rivera, primer ejecutivo de una firma mexicana de auditoría y asesoría financiera y jurídica, así como de consultoría empresarial. Entre otros negocios, en la actualidad participa en la propiedad de una bodega riojana, ubicada en Alfaro. En el año 2013 creó la ganadería que se anuncia como “San Constantino”, en el municipio de Atengo, con reses procedentes de “El Vergel”, a las que luego añadió una partida de vacas del hierro de Teófilo Gómez.

Según la información oficial que facilitan,  Casa de Toreros se responsabiliza de la gestión de las plazas de Tijuana (Tijuana), San Juan del Rio (Querétaro), San Buenaventura (Coahuila), Villa Purificación (Jalisco), León (Guanajuato), Tlaquepaque (Jalisco), Morelia (Michoacán), Autlán de la Grana (Jalisco), Jalostotitlán (Jalisco), Villa de Álvarez (Colima), Saltillo (Coauhuila) y Durango (Durango).

En el campo del apoderamiento, dirige las carreras de dos toreros mexicano: Joselito Adame y Octavio García “El Payo”, así como del francés Juan Bautista.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *