A la vera del Tajo, Morante cuajó una grandiosa faena

por | 31 May 2016 | Temporada 2016

ARANJUEZ (Madrid). Corrida tradicional de la fiesta de San Fernando. Tres cuartos de plaza. Toros de Victoriano del Río (1º y 2º), Alcurrucén (3º y 4º) y Garcigrande (5º y 6º), en general con una  digna presentación acorde con la categoría de la plaza; al 5º, de Garcigrande, se le dio la vuelta al ruedo. Morante de la Puebla (de azul noche y oro), silencio, silencio y dos orejas.  Julián López “El Juli” (de azul cobalto y azabache), silencio, dos orejas y oreja. Los dos toreros salieron a hombros.

Ya pasó al olvido la tradición que duró tantos años según la cual el día de San Fernando Madrid lo dejaba libre, para que la jornada la ocupara taurinamente Aranjuez. Pues pese a la competencia de la corrida de los “adolfos” en Las Ventas”, el mano a mano de la ciudad del Tajo congregó a bastante público, que además pasó una tarde no sólo entretenida, sino con cosas importantes que contar.

Para este tipo de carteles los tiempos modernos llevan en muchas ocasiones a una selección de diseño en los toros a lidiar. En este caso, se optó por tres parejas: Victoriano del Río, Alcurrucén y Garcigrande. Salvo los primeros, demasiado descastados e insípidos, los otros cuatro tuvieron sus cosas. Encastados resultaron los dos enviados por la Casa Lozano y de ellos lució mucho el 4º, bien manejado por el “El Juli”, en tanto al que salió como 3º se le pegó tal barbaridad en el caballo que en  la suerte prácticamente se acabó. Con calidad los de Garcigrande: Morante ayudó mucho a que la Presidencia ordenara la vuelta al ruedo al 5º;  el 6º pareció descoordinarse en un puyazo mal dado y quedó algo lastrado del aparato locomotor.

Sí en sus dos primeros toros Morante de la Puebla pasó como la luz por el cristal: sin romperlo ni mancharlo –con el agravante de haber dejado masacrar en el caballo al buen alcurrucén que le correspondió–, remontó la tarde con una actuación soberbia con su tercer oponente.

Desde el airoso farol de pie con el que lo recibió al hilo de las tablas hasta la decisión con la que entró a matar. Lances de los suyos –los que instrumentó en el quite fueron una belleza a cámara lenta–, torería en los recortes… Lo que suele ser usual en las buenas tardes. Con la muleta, ya con una mano ya con la otra, el de la Puebla se sintió a gusto. Y los aficionados vibraron. Hasta un simple pase por alto improvisado para salir de un aprieto tuvo su aquel, diríase que hasta su toque de belmontismo. Lo que es el arte. Con la derecha consiguió un par de series profundas, despaciosas, de las que levantan al personal del tendido. Pero también al natural se repitió la historia. Unos toreros ayudados por alto, un adorno y la espada razonablemente arriba. Esta faena la cuaja en Sevilla o en Madrid y nos pasamos un año hablando de ella.

“El Juli”, que nada apreciable pudo hacer con el simplón “victoriano” que hizo 2º, vio pronto las buenas condiciones de su dosis de Alcurrucén. Un toro al que había que poderle y someterle con buen trazo y mano que no tuviera dudas. Y lo hizo. Pero no se sabe bien que desacuerdo tuvo con alguien de un tendido de sol –con el que medio se encaró–, que la segunda parte de la faena subió de tono, para  dejar ver a ese enrabietado Juli del toreo por abajo, muy reunido y vibrante, entregado. A su estilo, lo mató en muy buen sitio y las dos orejas cayeron por unanimidad.

En el que cerraba plaza, que algo debió de pasarle en el único y mal colocado puyazo que recibió, “El Juli” salió a cortarle la oreja. Lo consiguió, claro está. Pero sobre la base de sus circulares completos con un toro que a duras penas seguía los engaños, le costaba un mundo.

Apóyanos compartiendo este artículo:
Taurología

Taurología

Portal de actualidad, análisis y documentación sobre el Arte del Toreo. Premio de Comunicación 2011 por la Asociación Taurina Parlamentaria; el Primer Premio Blogosur 2014, al mejor portal sobre fiestas en Sevilla, y en 2016 con el VII Premio "Juan Ramón Ibarretxe. Bilbao y los Toros".

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.