Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Valencia: Séptima de la Feria de Fallas
Roca Rey forma un lío; los cuvillos despeñaron el resto de la tarde
Rocar Rey puso al publico en pie con el quite que le hizo al 6 (SCP)
"No hay billetes" y ambiente grande. Pero tanta expectación no se vio correspondida por la infumable corrida que echó Núñez del Cuvillo. Y no sólo por esa presencia tan justita y desigual; sino sobre todo por la carencia de raza y fondo. Están inventado un sin sentido: el toro antiemoción. Sólo esa varita mágica que lleva en el esportón Roca Rey salvó la tarde, para satisfacción de todo el personal, el aficionado y el espectador ocasional. Enorme con el capote, entendió y exprimió a sus dos toros, con sosiego, con buena cabeza, con clase además en el manejo de las telas, tanta como para tapar las carencias de sus enemigos. Manzanares pasó sin pena ni gloria, mientras que El Fandi ofreció todo lo que sabe hacer, con beneplácito del personales el 4º.
Actualizado 17 marzo 2017  
Redacción   
 Lamentos por una corrida de "toros predecibles", que viró a mala
 Triunfo de Paco Ureña, en tarde sin mucha historia
 El buen oficio de Andy Younes y la calidad de Marcos, con una buena novillada de José Vázquez
 Una grata sorpresa llamada Diego Carretero

VALENCIA. Séptima de la feria de Fallas. Lleno, con el primer “No hay billetes” del abono. Cinco toros de Núñez del Cuvillo, muy desiguales de tipo y presencia, todos sin fondo ni raza, aunque los hubo con calidad; un sobrero (5º bis) de Victoriano del Río, de feo tipo y descompuesto. David Fandila “El Fandi” (de azul noche y oro), silencio y una oreja tras aviso. José Mª Manzanares (de corinto y oro), silencio y silencio. Andrés Roca Rey (de granate y oro), una oreja y una oreja tras inoportuno aviso.
Roca Rey salió a hombros por la puerta grande.

¿De que pasta estará hecho este Roca Rey? Desde luego va más allá, mucho más, de ese tópico que generaliza a todos los toreros una pasta distinta a la de los demás mortales. Después del palizón que le dio un toro en Andújar, a mediodía de este viernes todavía estaba recibiendo asistencia médica, para paliar los dolores. Y del Hospital al Hotel, para ajustarse la taleguilla y formar un lío en esta séptima  de Fallas. Son cosas que no se pueden acabar de entender. Pero se dan.

No debiera estar muy satisfecho Simón Casas con la corrida que eligió para Valencia. Desde luego, si ese es el tipo de toros que pretende llevar  a Madrid, aviados estamos. Con un trapío demasiado justo y sin remate, no se podía tapar ni con el manido argumento de que era una corrida muy “armónica”, porque además no lo era. Los cinco titulares de Núñez del Cuvillo carecieron de fondo y casi hasta de vida; alguno tuvo calidad, especialmente el 4º, pero también el 6º, pero les costaba un mundo sacarla a relucir: a la segunda carrera ya estaban pidiendo oxígeno. El sobrero de Victoriano del Río no estaba llamado para mejorar la escena.

Roca Rey parece hecho contra toda contradicción. Hasta molido a dolores desde mediada la corrida, no quiso renunciar a salir una vez más por la puerta grande del coso de la calle Xátiva. Con lo cual eso de exponer los muslos frente al toro parece un juego de niño.

Muy variado siempre en el manejo del  capote, con imaginación para aportar variedad, técnicamente tuvo importancia la faena a su primero, que exigía una mano de seda, dejar las telas en la cara del toro, pero sin que nunca la punteara los pitones, para poder ligar los muletazos… Resulta hasta impensable que con tan débil enemigo se pudiera mover a los tendidos. Pero lo consiguió. Con más fuerza emotiva su faena al que cerraba plaza, prologada por un quite que puso a la plaza a revientacalderas. Si a este toro no le pincha, podría haber alcanzado un doble premio.

Y luego, claro, plantea siempre una puesta en escena que llena por completo el ruedo, con un sentido de superioridad encomiable, hasta a la hora de irse de la cara del toro. Nadie diría que este Roca Rey tan joven en tan sólo tres años se haya encaramado en el puesto que hoy disfruta. Pero lo ha conseguido y, además, para quedarse.

Con un “cuvillo” inane y un sobrero imposible, la tarde se le fue en blanco a José Mª Manzanares. Tampoco es que el alicantino buscara las apreturas, que cada día torea más despegado. Con lo bien que maneja la espada, tampoco en eso tuvo su día. A lo mejor podría pensar que perfilándose a semejante distancia como ahora hace, lo único claro es que se está en disposición de irse de la suerte, que es lo que pasó.

El Fandi, con el toro al que cortó una oreja (SCP)

Abría cartel “El Fandi”, siempre animoso y bullidor, es decir: algo superficial. Por ejemplo, la calidad que ofrecía el 4º en sus embestidas pedía mucho más que un simple pasar, era para fajarse con un toreo caro. Sin embargo, hay que reconocer que el granadino siempre da su espectáculo, sin reservarse nada. El público se lo agradece.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Asi va la temporada 2017
Román celebra el día más taurino del año abriendo la Puerta Grande de Madrid
Corrida homenaje a Víctor Barrios en Teruel
Cornada muy grave de Thomas Cerqueira en Francia
Brihuega no se llenó en su Corrida de Primavera
Nimes: José Garrido indulta a un toro de Vegahermosa
Triunfo de Juan Bautista con seis toros en Nimes
EN OTRAS PLAZAS: Triunfo de Alejandro Talavante en Valladolid
El Cid y Joselito Adame, primeras orejas del abono de Sevilla
Ni Sevilla, ni Madrid: el domingo de Resurrección pasó en blanco
La opinión de la crítica sobre el indulto de "Pasmoso"
PUNTO DE VISTA
La tarea pendiente de la Comunidad de Madrid

Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas


Fuera de aquel voluntarismo de las autoridades autonómicas, cuando expresaron aquello de "todo se hará, pero poco a poco" para apagar el incendio provocado por el anuncio del cierre de la plaza de toros, nada se ha vuelto a saber de cómo y cuando se van a llevar acabo las obras necesarias en Las Ventas para convertirla en un recinto seguro. Después del abandono en el que dejaron al recinto durante demasiados años, ahora urge que se pongan en marcha las soluciones. Y éstas comienzan por introducir transparencia y realismo en todo ese embrollo.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |