Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Propuesta de trabajo de John Gordon, Club Taurino de Londres
Hoja de ruta hacia un futuro más cierto
Bellísima pintura del artista Luis Herrero Solano, reproducida de su web luisherrerosolano.com
"Estas han sido mis ideas para aportar mi granito de arena al futuro de la Fiesta. Ella ha sido una de la grandes pasiones de mi vida, y tanto su futuro como mi disfrute de ella, ha estado comprometida por su mala administración. Creo que es un espectáculo que puede sobrevivir y crecer en el siglo XXI, pero ha de cambiar. Espero que los que están al timón puedan hacerlo". Es como un grito a la responsabilidad común de todos, que debiera hacer pensar a muchos. No es una reacción frente a la crisis, nacida entre los taurinos de España; viene del Reino Unido, de un buen aficionado, John Gordon, del Club Taurino de Londres. No sólo es una propuesta inteligente; sobre todo nos enseña que los problemas de la Fiesta no permiten hoy que aquí todos miremos hacia otro lado.
Actualizado 14 noviembre 2014  
John Gordon   
 DOCUMENTO: Texto íntegro de la versión original en inglés de este ensayo (Tamano: 279,3 kb.)

Paseíllo

Este trabajo nace de mi pesimismo sobre el estado de la Fiesta; no tanto acerca del espectáculo que tenemos (las figuras y ganaderías punteras me parecen buenas y, con los lógicos altibajos, proporcionan un espectáculo de interés), sino con su organización. El sector (es decir, principalmente los empresarios que forman la parte estable de la Fiesta) no ha creado la estructura adecuada para poder afrontar los problemas que amenazan la Fiesta del siglo XXI.

Las amenazas son obvias: antes nada, los anti-taurinos abolicionistas, que tanto daño han hecho en Cataluña y ahora tienen la mirada fijada en Galicia y el País Vasco; más generalmente existe una destaurinización de la sociedad; y por último, la crisis económica que, es obvio, afecta el poder adquisitivo de la gente y, como consecuencia, ha disminuido el dinero que se puede gastar en ocio.

Así pues, estas son mis modestas ideas de como la Fiesta puede organizarse para seguir vigente en el futuro, para que el pesimismo imperante se torne en optimismo.

I. Concesión de las Plazas y El Empresariado

1.Modelo de concesión; la mayoría de las plazas son de propiedad pública y se conceden a empresarios taurinos por un plazo fijo. Hay varios problemas importantes con este modelo:

a.no ayuda a crear una gestión largoplacista por parte del empresario; ¿para qué sembrar para un futuro que va a recoger otro? El objetivo es llevarse el dinero durante su gestión y no en invertir para el bien de la plaza y de la afición de una ciudad. Queremos que los empresarios y las plazas hagan buen negocio, pero también que parte de las ganancias se reinviertan en la Fiesta;

b. no hay unidad entre plazas, aunque todas forman parte de la geografía taurina y juntas crean la temporada, cada plaza es una isla. Así pues, cada empresario está enfocado en su plaza y no hay una gestión ni visión global de cómo cada feria puede encajar en la temporada; y plaza la debería tener la propiedad pública local, pero no es asi; rara vez valoran el proyecto taurino de un empresa (es decir, es más importante a veces el dinero que el proyecto).

2.Gestión indirecta funciona, pero no es común. Además, aunque la gestión indirecta soluciona en parte el problema (a) y (c), todavía padecemos del problema (b).

3.Este, para mis, es el problema más grave, la Fiesta está a la merced de los políticos y empresarios que manejan la plaza local. Falta una plataforma que encabece la Fiesta y que trabaje para el bien de la Fiesta en todos sus sentidos. En el contexto de la concesión de las plazas, se debería buscar una fórmula que:

a.asegure que cada plaza tenga una estrategia largoplacista que ayude consolidar y fomentar la afición en esa ciudad;

b. la gestión de cada plaza se piense en el contexto local y global, es decir, teniendo en cuenta las idiosincrasias de cada afición, que cada plaza aporte algo a la Fiesta en general; y

c. que sea una plataforma que regule la Fiesta sin interferencia política.

4.Aunque esto es difícil a nivel local por el hecho de que las plazas son de propiedad pública, por lo menos debemos de asegurarnos que los reglamentos de la Fiesta las elabore la Fiesta en sí, no unos políticos – ¿se imaginan que el parlamento Andaluz (o el Vasco o el Catalán) elaborara el reglamento de futbol en su región? No, claro, seria ridículo, las reglas del futbol las elabora la FIFA, entonces, ¿porque existe ese control político sobre la Fiesta?

II.Relaciones Públicas

1. Es asombroso que la Fiesta no tenga un departamento de relaciones públicas. Un organismo para ayudar la Fiesta a combatir las campañas mentirosas de los antis es imprescindible, y el sector no se ha preocupado en formarlo. Esto es síntoma de los problemas que glosamos en la sección 1 – al no haber una plataforma central, cada cual va a su aire y no se preocupa por la imagen de la Fiesta en un término general. La actitud parece ser: ¿para qué invertir mi dinero para aliviar un problema de todos?

2. Los antis, que están más unidos y trabajan más para compartir su mensaje con la sociedad tienen a conocidas figuras al frente de sus campañas (y no hace falta que yo le haga publicidad gratuita aquí). La Fiesta no tiene a nadie – cuando la hora llega de defender la Fiesta, sea en un periódico, un debate público, la TV o el parlamento, se sacan unas caras conocidas que pueden tener valor individual, pero no se presenta un mensaje global sobre la Fiesta que muestre los valores de la Fiesta y argumentos que tengan mayor pegada entre la gente: se enfoca la cultura, cuando también se debe resaltar la aportación económica, por ejemplo. Además, la ventaja de tener un defensor “profesional” es que manejaría con facilidad todos los argumentos y los datos a nuestro favor.

3. No sería difícil organizar – todo tipo de empresas o bien tienen un departamento de relaciones públicas o contratan los servicios de empresas profesionales. Solo falta un cambio de chip para que los empresarios (que son los productores y promotores del espectáculo) vieran su trabajo más allá de la formula toro/torero/taquilla.

4. Hay que desarrollar una estrategia a tres niveles:

a. alto nivel, un lobby político para tratar de evitar atropellos a la Fiesta a nivel local (caso Utrera o Burgos), regional (la situación Catalana, y ahora Gallega y Vasca) o nacional (para que cada uno de los partidos políticos mayoritarios vean el poder de convocatoria que tiene la Fiesta y la respalden);

b. nivel medio, los medios de comunicación, mejorar la imagen que se da en los medio de comunicación – El Juli y Manzanares están haciendo buen trabajo en este sentido, aparecen en medios de tirada nacional sin recurrir a los tópicos del corazón. Además, se debería buscar un trato a la Fiesta que esté acorde con su posición como segundo espectáculo de masas. Que la gente conozcan la Fiesta, el campo y el toro; y

c. a nivel base, hay que acercar a el hombre de la calle a la Fiesta. Las iniciativas de toreo de salón público es un buen ejemplo; se ve que la gente tiene interés en los toros siempre y cuando se le presenta la Fiesta en un modo dinámico, fresco y atractivo.

5.Tres estrategias de comunicación:

a. cada noticia anti debe tener una respuesta de sector. La mayoría de las noticias antis se basan en una mentira (por ejemplo las preguntas de los verdes sobre el IVA), esto se debe rebatir o la gente acaba creyéndose la mentira;

b. tomar una postura pro-activa, poner en valor las virtudes de la tauromaquia, y hacerlo a los niveles mencionados en sección 2(iv); y

c. rehabilitación de la imagen de la Fiesta. La gente tiene una visión distorsionada de la Fiesta; hay que cambiar este tópico. Que el público conozca a los toreros y ganaderías punteras de este 2013 y no solo se guie por las modas populistas.

III. La Televisión

1. La estrategia de la Fiesta para y con la televisión esta en mente de todos, y fue uno de los puntos que ha marcado las dos últimas temporadas. Entre el festejo de TVE y las ferias del plus, lo que quedó claro es que la estrategia de la TV y la Fiesta está marcada por las casas de la TV y no por el sector.

2. Partimos de dos bases, primero, una corrida por televisión carece de la emoción de una corrida in situ, de acuerdo, pero, segundo, la televisión es clave para la divulgación de cualquier espectáculo del siglo xxi. Hay que reconciliar estas dos realidades opuestas y elaborar un plan de TV.

3. La única plataforma que da corridas en todo el territorio español es Canal + toros. El experimento de TVE de septiembre 2012 ha tardado una año en repetirse. La ventaja del plus es que el aficionado puede disfrutar de unas 60 corridas a año de las ferias más importantes. Lo malo, es que es un canal al que solo el aficionado accederá y ignora la mayoría de corridas de segunda (en las cuales a menudo se ve torear más y mejor que en las ferias de primera).

4. Conflicto TV/taquilla. Esto no es exclusivo al toreo. Nada menos que la NFL, la liga de fútbol profesional americana y la liga de deportes con mayor número de espectadores en el mundo está preocupada de lo mismo. Hoy en día es mucho más cómodo de quedarse en casa para disfrutar una tarde de deportes por la tele en HD que ir al estadio. ¿Si la NFL sufre estos problemas, como no va padecer lo mismo la Fiesta? La respuesta no está en cerrar las plazas a las cámaras para proteger la taquilla (como hizo Sevilla) sino buscar una fórmula para hacer que la plaza siga teniendo un gran atractivo al gran público; con la afición no hay problemas, todos los aficionados sabemos que no hay color entre presenciar una corrida en vivo y en la tele. Volviendo a la NFL, ella saben que cerrar los estadios a la tele es suicidio (la gran culpa de la vigencia actual de la NFL en los Estados Unidos es que ella supo en los años 70 las posibilidades que ofrecía la televisión, y trabajo para usar la tele para ayudar su producto).

5. Así pues, la Fiesta debe elaborar una política televisiva. Las claves para esto son obvias: la calidad y la variedad. Hay que buscar los espectáculos que muestren la mejor visión de la Fiesta, el futbol, por ejemplo, ofrece los mejores partidos de primera para la televisión, y nunca a mi equipo local de Segunda B.  Esto puede ser difícil, porque la corrida no se cata hasta que salga el toro, pero el mundillo está bien enterado de las corridas que se han organizado con más posibilidades. La otra clave es variedad; hay que buscar un variedad de espectáculos, encastes diferentes, toreros diferentes y plazas diferentes. Esto tiene una doble ventaja, por un lado, las empresas podrán ver cuáles son los toreros y las combinaciones con más tirón, mientras que el gran público podrá ver a toreros que quizá no conozcan. Por último, está claro que la Fiesta no puede vivir en el gueto de un canal de pago; por lo mucho que le ha beneficiado al aficionado ver a todas as grandes ferias por el plus, nos tenemos que abrir a la televisión en abierto nacional.

6. Además, el toreo debe usar la televisión más allá de las retransmisiones en directo. Hay que trabajar con las empresas de televisión para que haya un cobertura completa de la Fiesta (lo mismo que hay cobertura en las noticias de TVE para una obra de teatro que, por muy válida que sea, atrae a menos espectadores en una semana que Las Ventas en una tarde de postín). Parte de lo que me atrae a los toros es todo el mundo complejo que lo rodea, es decir, la historia del toreo, su técnica, el campo, la evolución del toro y los diferentes estilos de torear. Hay que pensar en elaborar este tipo de programas didácticos; la popularidad de Toros Para Todos (que me agrada aunque le peguen palos los aficionados más “puros”) nos dice que al público le puede gustar un programa de toros que presenta el toro y el campo con frescura.

IV. Mejorar la Calidad del Espectáculo

1. Desgraciadamente, el nivel medio de una corrida de toros no es lo deseable (una doble desgracia dado que los mejores toreros y las mejores ganaderías están a un buen nivel, el problema está en la confección del espectáculo). Todos sabemos que tratando con una materia prima como toro bravo, cualquier garantía es una utopía. Pero, aun así, los taurinos deben cuidar la calidad del espectáculo, y buscar las combinaciones de toros, toreros y plazas que mejor opciones ofrezcan del triunfo. El problema es que muchas corridas se confeccionan sin pensar en la calidad del espectáculo, sino en el aspecto económico del mismo. La denominada fórmula del éxito del fracaso. Basándose en el amparo del abono, se buscan combinaciones de toreros modestos que solo atraen a los abonados pero, como los costes son bajos, el empresario hace caja. Claro, los empresarios dicen que los honorarios de las figuras no las cubre una entrada de “no hay billetes”, así que necesitan las combinaciones modestas para poder cuadrar las cuentas. No quiero entrar en el debate de quien tiene razón, sino advertir que existe el problema, y que los taurinos (que por algo son los profesionales) piensen en cómo organizar espectáculos que sean un éxito económico y artístico (ya sé que no hay garantías, pero una corrida con mejores toros y toreros ofrece más posibilidades de triunfo).

2. La clave está en promover la elite; que los mejores toreros (que son los más caros) se programen con los mejores toros (que también son los más caros). Cualquier espectáculo sobrevive gracias a su elite – el fútbol tiene la vigencia que tiene por la liga de campeones, por los partidos Madrid-Barca y Messi y Ronaldo, no por la Segunda B o el Real Madrid Castilla. Sin embargo, en la Fiesta, los vilipendiados son las figuras, mientras que a algún modesto que cae en gracia se le alaba (todos recordamos de toreros así que han dado la vuelta a España y el toro le devuelve a su sitio).

3. Sin embargo, aunque el éxito de los espectáculos se basa en la elite, no se puede olvidar de la cantera – el éxito del futbol no depende del Real Madrid Castilla, pero este equipo le da cobijo a la cantera y le da una oportunidad de aprender su oficio. Del mismo modo, hay que buscar la fórmula para combinar promover la elite sin olvidarse de los aprendices. Salvando las distancias, una fórmula que se puede elaborar se podría basar en el tenis. De la misma forma que en la Fiesta existen varias clases de plaza, en el tenis hay diferentes niveles de torneos que se pueden comparar a las ferias de primera, segunda y tercera. Cada tipo de torneo tiene un diferente perfil de jugadores. Todos los mejores tenistas están en los principales torneos (igualito que en la Fiesta, adonde la ausencia de una figura u otra es casi una regla de plaza de primera), mientras que tenistas más modestos tienen su oportunidad de triunfar en torneos menos importantes. Comprándolo as los toros, no es deseable que las mayorías de las tardes de San Isidro, no tengan el nivel deseable de toros y toreros (hablando de San Isidro, hay que cuidar, y mucho, la calidad de espectáculo que se da en el mayor escaparate para la Fiesta – es nefasto que San Isidro sea una especie de via crucis para el aficionado).

4. Aunque en esta sección he escrito mayormente sobre toreros, está claro que también se debe cuidar la materia prima de la Fiesta; el toro. Todos sabemos que ganaderías funcionan, y cuáles son las que ofrecen pocas posibilidades de éxito (a priori, claro, en el toro, nada, nunca, es fijo). Además, se debe cuidar la variedad de la cabaña brava. Nadie que conoce mi afición me calificaría de “torista”, pero me interesa el toro bravo en toda su extensión, y me encantaría ver más variedad de toros en la plaza. Sé que muchas ganaderías denominadas toristas no embisten, pero también hay muchas de Domecq que están podridas (no hace falta nombrar nombres, están en mente de todos); la clave está en buscar lo mejor de cada encaste y resaltarlo.

5. Además de mejorar el espectáculo en sí, hay que pensar en la experiencia global del espectador. Lo primero es asegurar la comodidad del espectador. Esto es primordial, hasta el cartel más apetitoso se agria si uno piensa que hay que padecer un par de horas de incomodidad en una plaza no apta para el siglo xxi. Ha habido mejoras en este aspecto recientemente (la mejora de las gradas en Sevilla y El Puerto por ejemplo), pero aún hace falta más. Esto puede sonar a utópico por los elevados costes de las mejoras, pero más caro nos sale la jugada si las plazas se quedan desiertas por incomodas (conozco a espectadores que no van a determinadas plazas en su comarca por la incomodidad de las mismas). Más allá de la comodidad de las plazas, se pueden pensar en más ideas para atraer al público y mejorar su experiencia en la plaza. Una idea que se está pensando en el ámbito de los estadios de deportes es facilitar acceso a wifi en los mismos, todavía hay barreras tecnológicas para que esto se convierta en realidad, pero muestra el tipo de ideas que otros sectores están elaborando para atraer al espectador. Hay que recordar lo cómodo que uno está en casa viendo su deporte/espectáculo preferido en la tele, en alta definición, tuiteando sobre el mismo desde su ipad y disfrutando del aire acondicionado – los espectáculos en vivo tienen que innovar para poder competir con esta oferta.

V. Financiación

1.Aunque pueda parecerlo por los escrito, no soy un iluso – entiendo que mis propuestas costaran dinero; un dinero que no es abundante en este 2013 marcado por la crisis. Por eso, esta última sección está dedicada a ideas que puedan ayudar para incrementar el dinero recaudado por las empresas. Ya sé que estas no son unas soluciones fáciles al problema, pero espero que sirvan de un aviso a navegantes que hay que pensar en algo más que la taquilla y el bar para financiar la Fiesta.

2. Los dos costes más importantes para el empresario son los toros y los toreros; así que, cuando las empresas se aprietan los cinturones, lo primero que hacen es recortarle el dinero al torero y el ganadero (que además son los que menos resistencia ofrecen). Está clarísimo que esto va en contra de lo que es mejor para el espectáculo – para mejorar la calidad de la Fiesta hay que pagar para la elite (véase párrafo 4(i)). Esto no quiere decir que no se deben buscar fórmulas para abaratar costes, es que hay que pensar cuales son los costes que menos afectan la integridad del espectáculo. La respuesta es fácil, los costes administrativos. La administración hace poco para la Fiesta, hay que ver el trabajo de algunos blogueros taurinos importantes que demuestran que la Fiesta, por lo general, no recibe ayudas de la administración, y que ésta apenas reinvierte lo que recibe de la Fiesta en la misma, pero recibe gran parte del pastel. El problema de enfrentarse a la administración es que el sector taurino no tiene ninguna musculatura para poder negociar ningún cambio – mejor dicho, el sector taurino nunca se ha preocupado en organizarse debidamente para adquirir tal musculatura.

3. Dado las dificultades de asegurar cualquier descuento de la administración (y más en esta época de crisis), la Fiesta debe pensar en otras fuentes de ingreso. Las más asequibles, para mí son: la televisión y productos basados en la Fiesta. Ya he hablado sobre el papel de la televisión en la sección 3. Es de suponer que una mejor política de televisión pueda resultar, a la larga, en un mayor ingreso para la Fiesta. Solo hay que echarle una mirada al deporte para ver la riqueza que puede proporcionar la televisión; el órdago para la Fiesta es desarrollar un espectáculo que interese a la televisión.

4. En cualquier concierto de pop o rock y cualquier estadio deportivo hay un puesto o una tienda vendiendo productos de marca. Los toros son diferentes. No es que no se vende nada, es que no se ha creado ninguna línea de productos de marca. Seguro que aficionados (especialmente los jóvenes) les gustaría tener un recuerdo de la corrida, o mostrar su apoyo para la Fiesta o un toreo. Pero apenas tienen la oportunidad. Además, no solo se trata de hacer caja con la venta de productos de marca, es que estos productos dan una publicidad gratis a la Fiesta. Se puede decir que un torero, o un ganadero, se pueda preocupar para promocionar su línea, pero ellos bastante tienen en torear y criar toros. Lo suyo es tener una organización central que se dedique en desarrollar este tipo de iniciativas para la Fiesta.

5. Esto solo son unas pocas ideas de cómo desarrollar nuevas fuentes de ingreso para la Fiesta. Alguna puede ser que funcione, otra no, pero lo suyo es de aportar ideas nuevas al sector. Está claro que el marketing es una de sus asignaturas pendientes.

Arrastre

Estas han sido mis ideas para aportar mi granito de arena al futuro de la Fiesta. Son el producto de mi frustración para y con la Fiesta; ella ha sido una de la grandes pasiones de mi vida, y tanto su futuro como mi disfrute de ella ha estado comprometida por su mala administración. Creo que es un espectáculo que puede sobrevivir y crecer en el siglo XXI, pero ha de cambiar. Espero que los que están al timón puedan hacerlo.

► Las ideas plasmadas en este trabajo aparecieron por primera vez en la edición nº 211 de La Divisa, la revista del Club Taurino de Londres. Como un archivo adjunto, por su valor documental reproducimos la versión original en inglés.

El autor
John Gordon es aficionado a los toros desde la niñez por vínculos familiares. Es licenciado en Historia e Italiano por la Universidad de Leeds, completó el curso de Erasmus en la Universidad de Udine, Italia. Ejerce la profesión de abogado, siendo miembro del colegio de abogados del Inner Temple, Londres. John Gordon escribe de toros para La Divisa, la revista del Club Taurino de Londres, y La Busca, la revista de Los Bibliófilos Taurinos de América, además de su blog  torosdelhorno.blogspot.com.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Ensayos
La Tauromaquia en el pensamiento de José Ortega y Gasset y Eugenio d´Ors
La recuperación de la Plaza de Sutullena, de Lorca: 125 años de historia taurina
Polémica con el autor de "¡Abajo los toros!"
LV. Una dimensión que pertenece al abstracto
LIV: Manolo Martínez: de la vida a la leyenda
LIII. Fermín Espinosa "Armillita", forjador de un gran imperio
Manolete y la prensa, una crítica relación
LII. La trascendencia de Rodolfo Gaona en el inicio del siglo XX
LI: Conclusiones del pasado, en el pórtico del nuevo siglo
L. Tránsito taurino del siglo XIX al XX: Nuevas alternativas.
PUNTO DE VISTA
La tarea pendiente de la Comunidad de Madrid

Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas


Fuera de aquel voluntarismo de las autoridades autonómicas, cuando expresaron aquello de "todo se hará, pero poco a poco" para apagar el incendio provocado por el anuncio del cierre de la plaza de toros, nada se ha vuelto a saber de cómo y cuando se van a llevar acabo las obras necesarias en Las Ventas para convertirla en un recinto seguro. Después del abandono en el que dejaron al recinto durante demasiados años, ahora urge que se pongan en marcha las soluciones. Y éstas comienzan por introducir transparencia y realismo en todo ese embrollo.


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |