Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
PAMPLONA: Quinta de la Feria del Toro
Cayetano abrió la Puerta del Encierro; Roca Rey no pudo hacerlo: otra vez en la Enfermería
El sueño cumplido de un Ordoñez y un Rivera en Pamplona
Tarde de contrastes fuertes. Un torero que cumplía su sueño: Cayetano Rivera Ordóñez, saliendo a hombros por la Puerta del Encierro el día de su presentación en Pamplona. Y otro que también lo pudo haber hecho, pero que en el minuto final un toro lo volvió a mandar de nuevo para la Enfermería. Muchos dicen que por estos contraluces la Fiesta es algo tan singular y tan verdadera de principio a fin. Y razón no les falta. Lo que encaja menos es que pese a la demostración de poder y temple que hoy desplegó Miguel A. Perera ahora algunos taurinos pretendan que entre en un paro estacional.
Actualizado 11 julio 2017  
Redacción   
 Los banderilleros, casi inéditos; los de Fuente Ymbro, penosos
 Triunfo de Ureña y Garrido; cornada grande de Pablo Saugar "Pirri"
 Nuevo triunfo de Pepe Moral. Ahora en Pamplona. ¡Qué ceguera la de los taurinos actuales!
 El buen oficio de Juan Bautista y el arrebato de Román

PAMPLONA. Quinta de la Feria del Toro. Lleno. Toros de Jandilla –el 1º con el hierro de Vegahermosa-- (Borja Domecq), que en comparación con lo discurrido en la Feria, se diría que fueron de moderada presentación y “agradables” de cara, salvo el 5º, mucho más hecho; manejables en distinto grado. Miguel A. Perera (de gris plomo y oro) silencio y ovación tras un aviso. Cayetano Rivera Ordóñez (de azul pastel y oro), una oreja y una oreja tras un aviso.  Andrés Roca Rey (de azul noche y oro), una oreja tras aviso y una oreja. Cayetano salió a hombros por la Puerta del Encierro.

Al matar al 6º de la tarde resultó corneado Roca Rey, cuando entró muy recto y en mitad de la suerte se partió en dos el estoque, a dos cuartas de la empuñadura. Hubo una coincidencia entre el momento en que el “jandilla” le echa mano y la espada se rompe, quedando más media en el morrillo. En el suelo, el toro volvió a hacer por él. Fue traslado de inmediato a la Enfermería.
Parte facultativo de Roca Rey: tras ser intervenido quirúrgicamente, se emitió el parte facultativo, que informa que el orero sufre "herida por asta de toro en cara interna de muslo izquierdo con dos trayectorias, una en profundidad que diseca músculo recto interno y adductor mayor con contusión del adductor mediano de 10 cm de profundidad y otra de 10 cm en dirección distal. Presenta también varetazo y contusión abdominal siendo la ecografia Normal. Pronóstico reservado. Intervenido por los Dres: Hidalgo-Oteiza-Menéndez-De Carlos. Firmado: Dr. Ángel M. Hidalgo, cirujano jefe de la Plaza de Pamplona". 

INCIDENCIAS: Entretenidos por la enorme aglomeración de personal que se produjo en el patio de caballos, los toreros encabezaron el paseíllo con siete minutos de retraso.

Se presentó en Pamplona Cayetano y salió a hombros por la Puerta del Encierro. Después del percance sufrido en Badajoz el pasado 23 de junio, reaparecía Roca Rey, que según el Reglamento tenía también derecho a salir a hombros, pero en el último minuto el toro lo ha vuelto  a meter en la cama, con una cornada en la cara interna del muslo izquierdo. La  realidad de la Fiesta, una vez más.

Han sido como los contraluces de esta quinta de feria, en la que se lidiaron los toros de Jadilla. Si la comparamos con lo se ha visto en las cuatro primeras tardes del abono, con una presentación bastante más moderada, en conformación y en pitones, con la única excepción del 5º, que había sido emparejado con el más “cómodo”. Si no hubiera antecedentes, se diría directamente que cumplieron en presencia. En cualquiera de los casos, una corrida de toros con todos su aditamentos.

Luego su comportamiento en la lidia tuvo no pocos puntos desconcertante. Y así, el confuso primer tercio del que hizo 4º, luego no se compadecía con su forma tomar la muleta; a lo mejor la explicación es lo bien que la manejada Perera. Pero si se hace un balance, abrió plaza un animal blando y sin clase alguna, echando siempre la cara arriba.  Con más recorrido y cierta calidad el 2º, aunque tendía a salirse de las suertes. Con movimiento el 3º, pero también discontinuo en sus actitudes. Sin demasiado viaje pero con nobleza el 5º. Muy desigual según las distancias se le daban el que cerró la tarde, un toro que daba la cara siempre. En suma, una corrida de corte medio, con sus goterones de nobleza y de mansedumbre en distintas variables.

Viendo como pasaba de muleta al 4º, se entiende poco el freno que algunos le quieren dar a Miguel A. Perera. Una series sobre ambas manos con una profundidad y un temple exquisito, de las verdaderamente buenas que se han visto en esta feria. ¿Pararlo toreando así? Presentando muy bien el engaño, el jandilla venía toreado desde su primera arrancada, para llevarlo luego lentamente hasta muy el final. Es  cierto, que el trasteo no levantó oleadas de entusiasmo, pendiente como andaba la mayoría de la merienda. Pero la faena tuvo mucho mérito. No se le pudo pedir mucho con el flojo de Vegahermosa.

Cayetano triunfó en su presentación, fruto sin duda de que ya es un torero más cuajado que en su anterior etapa. Ahorraremos al lector, sobradamente informado, la narración de los antecedentes familiares en esta misma plaza. Pero lo cierto y verdad es que el torero de dinastía anduvo sobre todo en el palo y el empaque de su abuelo. Desde luego, en el manejo del capote: los lances rodilla en tierra al 5º eran casi un calco, como lo fueron los señoriales ayudados por alto con el que abrió la faena. En la parte sustancial de su toreo, brilló especialmente la mano izquierda. Pero luego sigue presentando desigualdades; por ejemplo, tardó mucho en advertir que el noble 2º le estaba pidiendo una cierta distancia, no que lo agobiara tan en corto. Y como estábamos en Pamplona y soñaba el triunfo, sucumbió a la tentación de los rodillazos y varios. Un recurso legítimo, pero un recurso. Mezclados todos esos elemento, el resultado final fue el esperado: abrir la Puerta del Encierro. Si sacamos el calibrador de medir, las alegrías se verían rebajadas en algunos grados.

Salía de la cama y volvió a ella. Parece como si fuera el sino de Roca Rey. Sin embargo, entra de alguna manera en la lógica: cuando todos los días y con todos los toros se pisan los terrenos del peruano, el grado de exposición crece exponencialmente. La cornada de hoy anda en una cierta nebulosa: no resulta fácil discernir si vino como consecuencia de partirse en dos la espada, o si ya estaba entrampillado de antes. Dura la carrera de este Rey. Pero hubo un torero de nuestro tiempo con 58 cornadas en el cuerpo, ninguna las cuales le afligió el ánimo y se retiró cuando quiso y siendo figura. Se llamaba Diego Puerta, un ídolo en Pamplona. Pues eso. El problema colateral radica en que hoy, con el boom de Roca Rey, cada parón se lleva por delante unas cuentas ferias montadas sobre su nombre. El que tenga dudas de esta realidad que pregunte: razón, plaza de toros de Bilbao, 2016.

En esta quinta del serial, Roca ya hizo el paseíllo pidiendo guerra. Éste también sabía que estaba en Pamplona, que es lo que explica el popurrí de suertes que montó con el capote a su primero y las rodillas al suelo al coger la muleta y la espada. Aunque hoy no fuera la porción mayoritaria de sus dos actuaciones,  en el toreo fundamental lo mejor lo cuajó con la mano izquierda, con algunos muletazos de exposición, especialmente con el 3º. En su segundo turno, en cambio, abundaron los enganchones. No se le pueden restar méritos a esa series de pases cambiados que encadena, dejando que los pitones le rocen la taleguilla. Y nada digamos del quite con el capote a la espalda del 6º. En ambos se mostró muy decidido en el uso de los aceros. 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Sanfermines 2017
Denuncian a uno de los toreros de estos Sanfermines por llegar tarde al inicio de la corrida
"Rafaelillo" disfrutó la última Puerta del Encierro de estos Sanfermines
Los miuras, los más veloces, en un año de encierros rápidos
Antonio Ferrera, un lujo de torero para mucho más que entretener una merienda
Vistoso encierro con los toros de Núñez del Cuvillo, que dejaron dos cornadas
La Presidencia perdió el norte: cinco orejas de las que la mayoría sobraban
Los toros de Victoriano del Río protagonizan otro encierro limpio y rápido
Los toros de Jandilla, a punto de batir el récord de velocidad
Los banderilleros, casi inéditos; los de Fuente Ymbro, penosos
Emocionante y rápido encierro con los toros de Fuente Ymbro
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |