Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Con mejores perspectivas para Las Ventas
De Sevilla a Madrid, cuando la temporada se decide
Sevilla, con pocas sorpresas, ha confirmado a los que ya lo estaban por una causa o por otra. Madrid, con un abono por largo más abierto, abre la bajara de las sorpresas, esas que luego debieran marcar el rumbo del año, por más que cada día se haga más difícil, con la costumbre de tener cerrados en la primavera los carteles que se darán a finales del verano. Por lo demás Sevilla sigue sin resolver su problema interno, que tanto afecta al aficionado, en tanto Madrid ha mantenido con holgura ese seguro que supone su alto número de abonados.
Actualizado 5 mayo 2015  
Redacción   

Concluyó la feria de Sevilla, con algo más de público y con mejores resultados que en el abono de 2014. Buena parte del peso lo asumió allí José Mª Manzanares, que volvió a firmar un año más su idilio con la afición de la capital hispalense. Pero también otros opusieron de su parte para apuntalar un ciclo que las ausencias de algunos se viene resintiendo. Es el caso de Enrique Ponce, que no puso reparos a  anunciarse dos tardes; de Antonio Ferreras, que ha vuelto a proclamar que atraviesa una etapa de esplendor torero; y de toreros jóvenes, que lucharon por seguir abriéndose camino, como Pepe Moral o Manuel Escribano.

En Sevilla el abono se ha recuperado ligeramente, pero se mantiene muy por debajo de épocas no tan lejanas. El pleito de la Casa Pagés y el G-4 sigue pasando factura, sin que por el momento se vea un poquito de luz al final de ese túnel. Es lo que suele ocurrir cuando todos los canales de comunicación se obstruyen, ya sea por la cerrazón de las partes, ya por razones más pueriles. Pero es evidente que Sevilla tiene resolver el problema que tiene encima de la mesa. Por respeto a una plaza mítica, como la Real Maestranza, por respeto también hacia una de las aficiones históricamente más sólidas, por respeto, en fin, a la propia ciudad, a sus tradiciones y hasta a sus economías locales.

Lo decisivo a efectos de la temporada, lo que ayuda a poner a un torero o a una ganadería en figura y en dinero, hubo menos. El abuso del monoencaste tiene estas cosas. Al margen de los ya confirmados en su carrera, de los nuevos ha afianzado el camino de Moral y de Escribano; pero poco más, como lamentara, por ejemplo, Fandiño. Y en el campo ganadero ha despertado, por ejemplo, nuevas esperanzas en la recuperación de Núñez del Cuvillo y ha confirmado el trabajo de Ricardo Gallardo en Fuente Ymbro.

Ahora ha llegado el abono de Madrid. Más de un mes de toros, en el que como es de toda lógica se verá de todo; en una feria de tales dimensiones, todo acaba pasando por un cierto cálculo de probabilidades en la ruleta de la fortuna.

De quienes llevaron el paso de Sevilla, Ponce estará ausente y Manzanares sólo ha querido anunciarse en una tarde. El G-4, los ausentes de la Maestranza, estará todos. Morante sólo un día, los demás a dos o tres, según los casos. Las miradas están puestas en el cartel de la Beneficencia, con El Juli y Perera mano a mano, un “bolazo” de cartel. Pero luego la sorpresa saltará donde San Isidro quiera.

Una cosa sí hay que alabar en la apuesta que ha hecho Taurodelta. Probablemente porque un abono tan largo y con unos márgenes tan seguros en cuanto a las entradas, no son pocos los carteles de la histórica fórmula del 2+1. En el platillo contrario, anotemos la ausencia de toreros de reciente alternativa; que no haya ni una st﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ futuro, que cada cuçachar al aire la moneda del futuro, que cada cuçal se consruye en el centro del ruedo. el camino ola confirmación choca bastante, además de constituir un error, ya sea de la Empresa, ya de la excesiva prudencia de los apoderados.

En cambio, menos abierto --qué difícil resulta romper esa dinámica--, se visualiza la selección ganadera, en la que se vuelve a reincidir en demasía con el sufrido monoencaste, que en Sevilla tan pocos resultados positivos cosechó.

Pero, en cualquier caso, se trata de una feria más abierta, probablemente la única en España que cumplirá esta condición, en la que se permite dar vía libre a mayores sorpresas, a echar al aire la moneda del futuro, que cada cuál se construye luego en el centro del ruedo.

Si Sevilla ha decidido en pequeña medida el norte que va a tomar la temporada de 2015, para Las Ventas se reserva la misión de marcar el rumbo para que la Fiesta no vaya caminando desnortada.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Punto de vista
Consideraciones en torno al proyecto de Reglamento Taurino de Navarra
La presencia institucional de la Tauromaquia
La Tauromaquia y las competencias exclusivas del Estado
La marea contra la Tauromaquia no sería la misma si el Constitucional se hubiera pronunciado antes
A pesar de todo, la peor solución es no votar
El abolicionismo imposible del Ayuntamiento madrileño
La nueva trascendencia de la sentencia del Tribunal Constitucional
Es hora de asimilar los cambios y ponerse a trabajar
Nuevo marco institucional para la Tauromaquia, objetivo cumplido
Tiempo de elecciones, ¿tiempo de riegos?
PUNTO DE VISTA
Una posible dimensión de sus efectos prácticos


Consideraciones en torno al proyecto de Reglamento Taurino de Navarra


Está en marcha el proceso de reforma del Reglamento Taurino de Navarra, que es una iniciativa que ya se intentó en 2011. En este momento se trata de una iniciativa muy abierta y aun no concretada en un texto normativo. Pero sí se conocen sus objetivos. Junto a aspectos muy razonables en temas de seguridad y asistencia sanitaria, entre otros, se plantean unos criterios tan generalistas en materia propiamente taurina que en realidad se pueden entender como una desregulación de la lidia. Si finalmente ocurriera así, tampoco se estaría ante una emergencia: la ausencia de una normativa en esta materia a lo que llevaría, de acuerdo con la ley, es aplicar cuanto rige con carácter general en España, en función de la Ley 10/1991 y el Reglamento nacido de ella.


Ortega y Gasset

INFORMES
Ni hacer la noria, ni dejar de someter al toro


Cruzarse, cargar la suerte, ligar las series: historia de una evolución natural del arte del toreo


Desde que Manuel Jiménez "Chicuelo" mató en Madrid un "gracialiano" que atendía por "Corchaito", torear cargando la suerte o hacerlo en línea, y además ligar las series, dejó de ser un dilema. Siguiendo la sabia doctrina que dictaron José y Juan, el el sevillano demostró que era posible al jugar los brazos y las piernas construir el toreo moderno, basado en cargar la suerte, llevar al toro hasta detrás, formar un ramillete compacto de muletazos y todo ello con arte, con estética. Se puso fin a una polémica que duró más de un siglo, girando siempre a la interpretación que se diera a la forma de citar y la forma de hilvanar un pase con el siguiente. Sin embargo hoy observamos que a la vez que se reclama ese "crúzate", los tendidos crujen cuando el torero hace una noria continua.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |